Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

Se ha abierto al tráfico la calle Llobateras El Ayuntamiento de Rubí ha puesto en marcha varias medidas de seguridad tras cerrarse la prueba piloto del nuevo sistema de pilonas de la zona peatonal. https://www.rubi.cat/@@site-logo/ajuntament-de-rubi.svg

Se ha abierto al tráfico la calle Llobateras

El Ayuntamiento de Rubí ha puesto en marcha varias medidas de seguridad tras cerrarse la prueba piloto del nuevo sistema de pilonas de la zona peatonal.

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Rubí hace un balance positivo de los 15 días de funcionamiento del nuevo sistema de pilonas automáticas que restringen la zona de peatones del centro, aunque reconoce “deficiencias y problemas iniciales”. Así lo ha explicado en rueda de prensa el regidor de Movilidad, Josep A. Serra, quien ha añadido que “estamos trabajando para mejorar estas incidencias aunque consideramos que son mínimas y normales cuando se pone en marcha un nuevo sistema como este”. <br /><br />Estas mejoras pasan por varias acciones como por ejemplo abrir al tráfico la calle Llobateras, restringir un tramo de la calle de la Riera, señalizar el perímetro de las pilonas, mejorar el sistema de interfonia, instalar varios semáforos, etc. <br /><br />De esta manera, a partir del sábado, 14 de marzo, se abrirá al tráfico la calle Llobateras, en el tramo comprendido entre el calles Colom y avenida Barcelona, que se había restringido únicamente a acceso de vecinos y se había invertido el sentido, hasta ahora de bajada. Con esta medida el regidor ha explicado que se quiere facilitar el acceso del vehículos hasta la zona del Mercado y que ya se ha notificado de estos cambios a los vecinos de la zona. También se ha instalado un cojín berlinés en la parte baja de la calle para minimizar la velocidad de los vehículos. <br /><br />Por otra parte, en los próximos días se restringirá al tránsito de vehículos la calle de la Riera, en el tramo entre las calles San Sebastián y Maximí Fornés, y sólo se dejará acceso a vecinos y garajes. Los vehículos provenientes de la zona del Escardívol que quieran acceder a la zona de La Serreta o de Ca n’Oriol deberán circular por la calle Gimnas y Joaquim Blume hasta Cadmo. Por el contrario, los vehículos que quieran acceder a la zona del Mercado desde el Escardívol lo podrán hacer pasando por la calle de la Riera y San Sebastián. Por otra parte, próximamente se colocarán tres semáforos en el cruce de la calle Cadmo con Joaquim Blume con el objetivo de mejorar la circulación en este punto. <br /><br />Según ha explicado el regidor del área de Ecología Urbana y Seguridad, Manel Velasco, “este tramo estará afectado por la remodelación de la plaza Doctor Guardiet, por las obras del Plan Zapatero que se harán en la ciudad y por las obras de un colector proveniente de las calles Montserrat y Nou previstas para el verano, por esto aprovechamos en hacer los cambios de forma completa y facilitar que los ciudadanos se acostumbren a los cambios de la mejor forma posible”. <br /><br />Las pilonas que actualmente se encuentran en la calle Francesc Macià con Montserrat y en la avenida Barcelona con Llobateras se reforzarán con la instalación de dos semáforos más. Estos semáforos serán más visibles que los actuales, que se mantendrán, con el objetivo de reforzar la indicación luminosa a los conductores y serán también de color rojo y ambar intermitente. <br /><br />También se está acabando de perfilar el sistema de interfonia conectado con la policía local y se ha previsto señalizar el alrededor de las pilonas con pintura amarilla para que se pueda visualizar a distancia y especialmente en horas de poca luz. En este sentido, ha explicado que finalmente se ha rechazado la idea de pintar la misma pilona, según habían propuesto algunos vecinos y partidos políticos, por motivos técnicos: “Es imposible pintarla porque dispone de un sistema de barrido cada vez que sube y baja para evitar que acceda la suciedad de la calle y esto lo imposibilita, borraría la pintura y dificultaría la tarea de la barredora, por este motivo se ha decidido pintar la calzada”. <br /><br />Con respecto a las diversas quejas vecinales recibidas en el consistorio durante estos días, el regidor de Movilidad, Josep A. Serra, ha explicado que el consistorio ya se está poniendo en contacto con todos los vecinos y usuarios que disponen de acreditación de paso para aclararles todas las dudas y solucionar los posibles problemas que han ido surgiendo. <br /><br />Serra ha insistido en que se trata de un mando de proximidad y no de distancia: “Son así expresamente por motivos de seguridad, porque con los mandos a distancia podría haber interferencias de otras frecuencias y provocar problemas de inseguridad en caso de que la pilona recibiera la orden de subir a la hora de pasar el vehículo”, ha aclarado. Además, ha añadido que es necesario que el coche esté parado delante de la pilona porque si las bandas soterradas no detectan la presencia del coche no funcionan. El regidor ha explicado que con estas medidas, “hemos querido interponer la seguridad por delante de la comodidad”. <br /><br />La regidora de Comercio, Arés Tubau, ha añadido ya para acabar que “este periodo de prueba nos ha servido para ver cómo había que mejorar y el resultado son estas medidas que hemos tomado”. Tubau ha destacado la importancia de los cambios de tráfico de la calle Llobateras y el hecho de que los cambios tengan lugar a la vez porque “hace falta que la ciudadanía se acostumbre enseguida”. La regidora ha hecho un balance positivo de estos primeros quince días porque a parte de las quejas vecinales en general no se ha producido ninguna problemática más allá, “por lo tanto, hago una valoración buena del funcionamiento de la zona de peatones, que es necesaria, y porque se ha pasado por las fases que tocaba”. <br /><br />Hasta ahora, el Ayuntamiento de Rubí ha entregado un total de 218 acreditaciones de paso y ha denegado 54 peticiones por no cumplir los requisitos necesarios. También se ha entregado a bomberos, policía local, Mossos d'Esquadra, Protección Civil y servicio de emergencias médicas una tarjeta de proximidad parecida a la de los vecinos, pero que permite bajar las pilonas de forma más rápida en casos excepcionales y puntuales de servicio de emergencia. En caso de que se cortara la corriente eléctrica en la zona de peatones por necesidad o por avería, las pilonas quedarían bajadas de forma automática.<br />