Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

Rubí se prepara para hacer frente a los incendios forestales con la llegada del verano También se ha activado el plan de información y vigilancia con el fin de detectar los incendios lo antes posible y evitar su propagación. https://www.rubi.cat/@@site-logo/ajuntament-de-rubi.svg

Rubí se prepara para hacer frente a los incendios forestales con la llegada del verano

También se ha activado el plan de información y vigilancia con el fin de detectar los incendios lo antes posible y evitar su propagación.
El Ayuntamiento de Rubí ha puesto en marcha diversas tareas de prevención contra posibles incendios forestales durante el verano, con la colaboració de la Diputación de Barcelona.

Por una parte, se ha iniciado el arreglo de franjas perimetrales de protección en las urbanizaciones. La primera zona donde se está actuando es en la franja que une el sector B de Castellnou con Can Tapis – Sant Muç y que tiene una superficie de unos 50.000 m2.

Entre el año pasado y este año también se han arreglado 15,8 km de una decena de caminos forestales. Las tareas incluyen tanto la plataforma como la limpieza de vegetación de un metro de ancho en ambos lados del camino y se han hecho con la colaboración de la Agrupación de Defensa Forestal RUBÍ (ADF). El proyecto cuenta con una subvención de unos 20.000 euros de la Diputación de Barcelona.

Se trata de los caminos de Can Roig, de Can Guilera, de Can Fonollet a Can Guilera, del camino de Castellnou a Puigpinós, del torrente de Can Pi de la Serra, de Can Balasc, de Can Serrafossà, de Can Pi de Vilaroc, de Can Bosc y de Can Tapis.

Otras actuaciones

A parte de estas, antes de finalizar el año deberán acabar otras tareas de arreglo de franjas de protección contra incendios forestales que forman parte del convenio de colaboración firmado a mediados del año pasado con el Consell Comarcal del Vallès Occidental. Estas actuaciones se centrarán en diferentes puntos naturales del municipio: el paso de la riera del camino dels Llenyataires, el camino real (Can Canyadell) y el puente del camino de Can Fonollet.

Con respecto a la adecuación del paso de riera del camino dels Llenyataires, la actuación contempla la construcción de una obra de drenaje formada por dos bloques prefabricados de hormigón en forma de 'L” que a la vez servirán como paso de vehículos. Entre los dos bloques s’e habilitará una ranura de 4 cm de ancho para permitir la evacuación del agua en superficie y facilitar los trabajos de limpieza y mantenimiento en caso de obturación por el arrastre de materiales. También se retirarán las tierras del cauce del torrente y se desbrozará unos 50 m2 de vegetación para que las aguas puedan fluir correctamente.

En el camino ral se construirá una mota impermeabilizada con obra de drenaje, de unos 165 m de largo, con el objetivo de reducir la erosión que ocasiona el paso del agua. Con esta mota, se reconducirán las aguas que provienen de los cultivos de los alrededores y las distribuirá de forma homogénea para evitar así las fuertes erosiones que hay actualmente en este camino.

Por último, al puente del camino de Can Fonollet se ejecutarán tareas de adecuación y de refuerzo de este puente que actualmente presentaba agujeros en la parte superior, con el correspondiente riesgo para vehículos y peatones. Con las tareas, se retirará el exceso de tierra y se arreglará unos 30 m del camino a cada lado del puente para suavizar el desnivel y dejar a cuerpo descubierto la obra de drenaje existente. También se construirá un bordillo de hormigón para peatones y una barandilla de acero galvanizado.

El presupuesto para llevar a término estas actuaciones es de 32.650 euros, de los cuales unos dos mil van a cargo del Ayuntamiento y el resto a cargo del Consell Comarcal.

Plan de vigilancia

Por otra parte, el Ayuntamiento de Rubí también pone en marcha el Plan de Información y Vigilancia complementaria contra Incendios Forestales 2009 (PVI) de la Diputación de Barcelona, que estará en marcha hasta principios de septiembre.

El PVI se desarrolla en colaboración con 243 municipios, entre los cuales está Rubí, y 114 Agrupaciones de Defensa Forestal (ADF), además de otras instituciones públicas y privadas. La superficie total vigilada es de 402.687 hectáreas, con un presupuesto total de 2’1 millones de euros y la participación de 109 vehículos y 249 personas.

El objetivo principal del plan es evitar el inicio de los incendios forestales a través de la disuasión y la información a la población. En este sentido, en el municipio se dispone de este plan de vigilancia mediante el cual un informador es el encargado de detectar los incendios lo más rápidamente posible y avisar a los bomberos. Este plan responde a un convenio firmado por el Ayuntamiento con la Agrupación de Defensa Forestal Rubí ADF y con la Diputación. Por otra parte, la policía local dispone de un protocolo de vigilancia forestal y de seguimiento.

En caso de incendio forestal en el término municipal de Rubí, en la ciudad se pondría en marcha el Plan de Actuación municipal por riesgo de incendios forestales y, en caso de tener que evacuar alguna zona afectada con vecinos, se activaría el Plan de evacuación en las urbanizaciones, es decir, un protocolo de actuación para prevenir el fuego y su expansión y que define la manera de actuar alevitar que el fuego afecte a núcleos urbanos próximos a zonas boscosas y otros consejos generales de prevención.

Más información sobre medidas preventivas contra los incendios forestales.