Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

Los ayuntamientos de la zona B-30 definirán una estrategia conjunta para potenciar la competitividad en su área de influencia El acuerdo pretende impulsar la colaboración entre empresas, centros de investigación, universidades, parques tecnológicos y ayuntamientos. https://www.rubi.cat/@@site-logo/ajuntament-de-rubi.svg

Los ayuntamientos de la zona B-30 definirán una estrategia conjunta para potenciar la competitividad en su área de influencia

El acuerdo pretende impulsar la colaboración entre empresas, centros de investigación, universidades, parques tecnológicos y ayuntamientos.
Los ayuntamientos de Rubí, Martorell, Castellbisbal, Sant Quirze del Vallès, Cerdanyola del Vallès, Ripollet, Barberà del Vallès, Badia, Sabadell, Polinyà, Santa Perpètua de Mogoda, Mollet del Vallès, Parets del Vallès, Montmeló, Montornès del Vallès, Vilanova del Vallès, Granollers y La Roca del Vallès, todos ellos ubicados en torno a la B-30 han firmado una declaración para el desarrollo económico y el empleo del ámbito, en un acto celebrado en Sabadell.

En total son 18 ayuntamientos que apuestan por crear, conjuntamente con empresas, universidades, centros de investigación, parques tecnológicos y sectores económicos y sociales, un gran espacio económico, en torno a la B-30, aprovechando las sinergias que aportan los equipamientos estratégicos que hay ubicados en la zona.

Según la concejala de Promoción Económica del Ayuntamiento de Rubí, Maria Mas, que asistió al encuentro, 'este es un nuevo esfuerzo común de todos los municipios firmantes del acuerdo para impulsar económicamente nuestro territorio, así como para mejorar el empleo en nuestro entorno'. Rubí también pertenece al Catalonian Innovation Triangle (CIT), conjuntamente con Cerdanyola y Sant Cugat, para impulsar la competitividad de sus empresas de forma común.

En torno a la B-30

Tal y como recoge la declaración aprobada por los alcaldes, alcaldesas y representantes municipales, el ámbito de la B-30 dispone de una serie de equipamientos y empresas que aportan un potencial extraordinario, como el Parque del Alba con el sincrotrón Alba , la Universidad Autónoma de Barcelona que forma parte de la red de Campus de Excelencia Internacional, la Universidad Politécnica de Cataluña con la escuela Técnica Superior de Arquitectura, Esade-Creàpolis, la Universidad Internacional de Cataluña, ESDi a Sabadell, o el Parque Tecnológico del VallèParc Vallès. Además, hay 23 centros de investigación que se encuentran situados, mayoritariamente, en los campus universitarios y los parques científicos y tecnológicos, con cerca de 30.000 m2.

En el entorno de la B-30 se sitúan un total de 994 empresas del sector industrial de nivel tecnológico medio-alto/alto, empresas claramente exportadoras, que se encuentran repartidas en los 161 polígonos de actividad económica ubicados alrededor de la B -30, que suman más de 5.512,14 ha.

También son estratégicas la existencia en este espacio del Centro Intermodal de Mercancías (CIM), como equipamiento para favorecer la eficiencia en la distribución de mercancías en los principales centros de actividad económica, así como las infraestructuras existentes (AP7, C-58 , Aeropuerto de Sabadell, la red ferroviaria) y otros en proyección (Cuarto Cinturón, orbital ferroviaria ...), que ofrecen la posibilidad de consolidar una estructura industrial, de conocimiento e investigación muy competitiva en un contexto mediterráneo, a escala europea.

Además, está la existencia de equipamientos relevantes, algunos en el ámbito catalán, como el Instituto de Seguridad Pública de Mollet del Vallès, otros incluso referentes mundiales como el Circuito de Cataluña en Montmeló, sin olvidar la relevante oferta hotelera y comercial y los equipamientos feriales como la Fira Sabadell, el Centro de Congresos y Convenciones de la UAB o el Recinto Ferial de Granollers, entre otros.

Todos estos elementos se encuentran en unos municipios con una buena calidad de vida, que cuentan con una red de servicios e instalaciones educativas, de ocio, culturales, deportivas y sanitarias, sin olvidar el importante valor de sus espacios periurbanos, algunos con implicaciones directas con la investigación y la investigación como el espacio de interés natural de Gallecs.
Este conjunto de sinergias ofrece la posibilidad de consolidar una estructura industrial, universitaria y de innovación competitiva de referencia en el contexto catalán, e incluso mediterráneo.

Los firmantes del acuerdo han coincidido en la conveniencia de promover un tejido productivo competitivo, lo que pasa por la innovación y la internacionalización, como ya están haciendo muchas de las empresas de la zona. El objetivo es promover las condiciones para alinear las voluntades de todos los agentes que pueden promover el desarrollo de esta estrategia. De hecho, el primer punto del acuerdo ha sido definir una estrategia de colaboración entre empresas, centros de investigación, centros universitarios, ayuntamientos, organizaciones empresariales, organizaciones sindicales y Gobierno para potenciar la zona industrial y tecnológica que comprende todo el eje de la B-30 y posicionarla como una de las regiones industriales con mayor potencial innovador de Cataluña, España y, con vocación de serlo, del sur de Europa.

Para desarrollarlo, han acordado constituir un grupo de trabajo con representantes municipales. Igualmente los alcaldes invitan a participar en estos grupos de trabajo el Gobierno del Estado y de la Generalitat, la Diputación de Barcelona, las universidades, los centros de investigación, los centros tecnológicos, los parques tecnológicos y científicos, las organizaciones