Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

Las escuelas de Rubí prevén haber conseguido un ahorro neto de 46.000 euros este curso gracias al proyecto 50/50 Asesorados por el equipo de trabajo del proyecto Rubí Brilla, los colegios han aplicado una serie de medidas de ahorro y eficiencia energética desde el mes de enero. https://www.rubi.cat/@@site-logo/ajuntament-de-rubi.svg

Las escuelas de Rubí prevén haber conseguido un ahorro neto de 46.000 euros este curso gracias al proyecto 50/50

Asesorados por el equipo de trabajo del proyecto Rubí Brilla, los colegios han aplicado una serie de medidas de ahorro y eficiencia energética desde el mes de enero.
Las escuelas de la ciudad confían haber alcanzado un ahorro neto de unos 46.000 euros este curso gracias a su participación en el proyecto Euronet 50/50, impulsado por el Ayuntamiento de Rubí. El objetivo de esta iniciativa es que los centros de enseñanza reduzcan su gasto en consumo energético mientras el consistorio se compromete a devolver a las escuelas la mitad del ahorro conseguido mediante una subvención directa. El proyecto pretende motivar así a la comunidad educativa de Rubí y al mismo tiempo potenciar la vertiente pedagógica entre los escolares sobre la reducción del consumo energético.

El proyecto arrancó a principios de este año con la creación de un equipo energético en cada centro educativo formado por un representante del servicio de Educación del consistorio, profesores, alumnos, miembros del AMPA, personal de comedor y del servicio de limpieza y el conserje de la escuela, que cuenta con el asesoramiento de los técnicos del proyecto Rubí Brilla del Ayuntamiento. Este equipo realiza tareas y reuniones de seguimiento del proyecto y calcula los ahorros conseguidos. Desde el mes de enero, los colegios han regulado la calefacción para optimizar los horarios de encendido y apagado de los equipos, han hecho un control del agua para detectar posibles fugas y poder actuar para evitarlas y han eliminado puntos de luz no necesarios, entre otros. Hay que tener presente que, además, tres de estas escuelas (25 de Setembre, Mossèn Cinto Verdaguer y Maria Montessori) están monitorizadas por el consistorio con el objetivo de conocer su curva de demanda energética, detectar posibles anomalías en los consumos y, así, poder actuar para corregirlas. También se ha creado la figura del 'responsable energético', un rol que asume un alumno de cada clase, que se encarga de comprobar que todas las luces están apagadas cuando finaliza la jornada escolar, que los stand-by de los aparatos electrónicos están apagados, etc.

La mayoría de centros educativos han logrado un ahorro importante, que se prevé que se haya situado en torno a los 60.000 euros, aunque también los hay que, a pesar de haber reducido su gasto en consumo energético, no han alcanzado valores positivos. Hay que tener en cuenta, sin embargo, que si no se hubieran aplicado estas medidas la desviación negativa sería aún más amplia. Es el caso, por ejemplo, de una escuela que sufrió una importante fuga de agua, que ha generado valores negativos. Esto ha provocado que el ahorro neto previsto se sitúe en torno a los 46.000 euros.

El consistorio devolverá a las escuelas, a través de una subvención directa, la mitad del ahorro conseguido, es decir, unos 30.000 euros. La otra mitad se invertirá en proyectos de eficiencia energética para seguir aumentando el ahorro energético en los centros educativos de la ciudad. El proyecto Euronet 50/50 terminará a finales de 2015. En noviembre de cada año se calculará el ahorro logrado en todos los centros de enseñanza y, en diciembre, el Ayuntamiento aprobará la subvención por la que las escuelas recibirán el 50% del ahorro conseguido.

Proyecto premiado
La metodología 50/50 es un concepto que se creó en Hamburgo en 1994 y que ha llegado a los municipios a partir de la adhesión al proyecto europeo Euronet 50/50, en el que participan 9 países (entre ellos Finlandia, Portugal, Hungría, España y Alemania). El proyecto, liderado por la Diputación de Barcelona, ha recibido el European Sustainable Energy Award 2013 en la categoría de enseñanza.