Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

La REparató consigue ahorrar 770 kg de residuos con la participación de 26 establecimientos rubinenses Llevar los objetos a reparar permite reducir el gasto municipal en gestión de residuos. https://www.rubi.cat/@@site-logo/ajuntament-de-rubi.svg

La REparató consigue ahorrar 770 kg de residuos con la participación de 26 establecimientos rubinenses

Llevar los objetos a reparar permite reducir el gasto municipal en gestión de residuos.
La REparató, organizada por el Ayuntamiento en el marco de la Semana Europea de la Prevención de Residuos 2013 el pasado noviembre, ha permitido ahorrar un total de 770 kg. de residuos, al haber llevado a reparar los objetos en vez de tirarlos. El objetivo de esta acción, que se organiza por segunda vez en la ciudad, es reducir los residuos que se generan, a través de la reparación o de la venta de segunda mano.
En esta edición, han participado 26 empresas y comercios de Rubí del sector del textil, de la automoción, zapateros, tapizados, informáticos y electrónica, muebles, o joyeros, entre otros, que han calculado los kilogramos de residuos ahorrados durante toda la semana. Esta acción conjunta ha permitido hacer un cálculo aproximado de la cantidad de residuos que podemos ahorrar reparando los productos que compramos una vez se estropean. El año pasado, durante la REfira, se ahorraron 27 kg. de residuos en total.

La reparación es una herramienta que permite reducir los residuos y, en consecuencia, el gasto económico que el municipio debe hacer en este ámbito. Diversos estudios han puesto de relieve que a las deixallerias llegan objetos que aún funcionan o que podrían funcionar con pequeñas reparaciones. La organización de la Semana Europea de la Prevención de Residuos 2013 propuso trabajar la temática de la reparación como eje central este año, para poner de manifiesto que se generan muchos residuos innecesariamente y que la cultura de un solo uso debería empezar a cambiarse.

En Rubí, la REparató se ha planteado a los establecimientos que participaban en la REfira pero también a aquellos que no podían hacer una demostración en la calle, debido al volumen de la maquinaria que utilizan, pero podían colaborar desde sus establecimientos. También se hizo extensivo a comercios que venden productos de segunda mano y que, promoviendo la reutilización, alargan la vida de los productos a pesar de no ser reparadores.