Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

La C1413a ha quedado cortada en sentido Sabadell como consecuencia de un desprendimiento de tierras El consistorio plantea construir un muro de hormigón para soportar la calzada en el tramo afectado, aunque esta solución se materializará a medio plazo. https://www.rubi.cat/@@site-logo/ajuntament-de-rubi.svg

La C1413a ha quedado cortada en sentido Sabadell como consecuencia de un desprendimiento de tierras

El consistorio plantea construir un muro de hormigón para soportar la calzada en el tramo afectado, aunque esta solución se materializará a medio plazo.
Las intensas lluvias que han caído en los últimos días han provocado el desprendimiento del muro de arena que soporta un tramo de la calzada de la C-1413a, en las inmediaciones de la rotonda de Cova Solera. Como consecuencia de este incidente, se ha cortado uno de los carriles de esta vía, el más cercano a la riera, y sólo se permite el paso de vehículos en dirección a Molins de Rei.

En cuanto a la regulación del tráfico, los vehículos de gran tonelaje se desvían por la Interpolar, mientras que los turismos lo hacen por la calle de Edison -en dirección al 25 de Septiembre- o bien por la avenida de Cova Solera -en dirección a Can Fatjó y Sant Jordi Parc-. Las línea L3 y L6 del servicio de autobús urbano también se han visto afectadas por este corte de tráfico. Los autobuses de la línea L3 modifican su itinerario habitual, pasando por el interior de la isla peatonal mientras duren las obras. Además, ha quedado anulada la parada del Escardívol. En el caso de la línea L6, los autobuses se desviarán hacia el otro lado de la riera para salvar el tramo de calzada cortado.

En la actualidad, la Agencia Catalana del Agua (ACA) y la Dirección General de Carreteras de la Generalitat (las administraciones competentes) están estudiando la posibilidad de construir un muro de hormigón en la zona afectada para que esta estructura soporte este tramo de calzada, que ahora se sustenta con un muro de arena. La solución, sin embargo, no tendrá efectos inmediatos, sino a medio plazo.

Aparte del desprendimiento que se ha registrado en el muro de arena de la C-1413a, como consecuencia de las lluvias se han producido otras incidencias, como es el caso de los desperfectos que se han detectado en la calzada de la carretera de Sant Muç, acompañados de pequeños desprendimientos de tierras.

Desprendimiento de fachada
Paralelamente, ayer por la mañana se produjo un desprendimiento que afectó a parte de una pared medianera y la fachada del edificio que hay junto a la rectoría de la iglesia de Sant Pere. Como consecuencia de este hecho, que arrastró el cableado eléctrico, la rectoría quedó sin suministro de electricidad.

Agentes de la Policía Local acordonaron y señalizar la zona como medida de precaución, por la posible caída de elementos del edificio hacia el exterior, y hasta que los técnicos de Fecsa-Endesa finalizaron los trabajos de inspección y reparación del cableado que había caído a raíz del desprendimiento.

El edificio que ha sufrido el desprendimiento está incluido dentro del Catálogo de Patrimonio Arquitectónico de la ciudad, por lo que no es legalmente posible determinar su derribo. Sin embargo, el consistorio ya se ha puesto en contacto con la propiedad del edificio para efectuar el requerimiento de rehabilitación y de adopción inmediata de medidas de seguridad a raíz del estado del inmueble.