Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

Frater-Nadal comienza a repartir alimentos en un nuevo local gracias al apoyo del Ayuntamiento El espacio, situado en la calle Doctor Gimbernat, permite hacer la distribución de alimentos más cómodamente y preservar mejor la privacidad de las familias https://www.rubi.cat/es/ayuntamiento/comunicacion/sala-de-prensa/notas/frater-nadal-comienza-a-repartir-alimentos-en-un-nuevo-local-gracias-al-apoyo-del-ayuntamiento/@@images/image/preview

Frater-Nadal comienza a repartir alimentos en un nuevo local gracias al apoyo del Ayuntamiento

El espacio, situado en la calle Doctor Gimbernat, permite hacer la distribución de alimentos más cómodamente y preservar mejor la privacidad de las familias

La entidad Frater-Nadal, vinculada a la Iglesia Evangélica de Rubí, ha trasladado su reparto semanal de alimentos a un nuevo local situado en la calle Doctor Gimbernat, 44. El cambio ha sido posible gracias a la subvención que le otorga el Ayuntamiento para el desarrollo de su actividad. El Consistorio también ha colaborado en la localización de este espacio, que la entidad ha alquilado por un período de diez años.

Con el traslado, se han mejorado sensiblemente las condiciones en que se realizaba la distribución de alimentos en la anterior ubicación de la Iglesia Evangélica. La mayor amplitud del local permite almacenar y repartir los productos de manera más cómoda, pero también facilita que los usuarios no tengan que hacer cola en la calle, lo que ayuda a preservar mejor su privacidad. De esta manera también se elimina el problema de seguridad que se generaba en la calle Colom como consecuencia de la acumulación de personas en el exterior de la iglesia y que obligó al Ayuntamiento a cerrar esta vía una vez la semana, coincidiendo con las horas de reparto.

Jonathan Navarro, pastor de la Iglesia Evangélica de Rubí, ha recordado que la anterior situación "ya era muy difícil" y se ha mostrado contento "de poder ofrecer un servicio más digno para los beneficiarios y también más cómodo para la ciudad". En el marco de una visita al nuevo local, la alcaldesa, Carme García, también ha destacado las mejoras que ha representado el traslado, así como la importante labor que realiza Frater-Nadal: "Es una de las entidades más importantes que hacen el trabajo de distribución del Banco de los Alimentos [...]. Agradecemos el trabajo de los voluntarios, que hace muchos años que están trabajando. Estamos hablando de un derecho, no de caridad".

El nuevo local tiene una extensión de 288 metros cuadrados distribuidos en una única planta. El espacio incluye una zona de almacenamiento para los alimentos, una sala de espera y un punto de atención formado por cinco mesas convenientemente separadas para garantizar al máximo la intimidad de los usuarios.

El local de la calle Doctor Gimbernat tiene la misma capacidad de almacenamiento que el anterior –70 toneladas de alimentos– pero ahora ya no es necesario distribuir los productos en diferentes dependencias ni moverlos para permitir la realización de las actividades del templo protestante.

Un servicio muy necesario
En función del mes, la entidad Frater-Nadal atiende entre 650 y 750 familias con dificultades económicas, lo que equivale a más de 2.550 personas. El reparto de alimentos se hace una vez a la semana –los jueves–, y está organizado de tal manera que cada día pasan entre 130 y 150 familias, es decir, que cada una recoge productos una vez al mes. Todas estas personas han pasado previamente por los Servicios Sociales del Ayuntamiento.

En estos momentos, Frater-Nadal cuenta con unos 40 voluntarios, que se encargan de varias tareas. El reparto de alimentos en el nuevo local se inició el pasado 13 de noviembre, mientras que la distribución de ropa sigue haciéndose a la Iglesia Evangélica.