Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

Entrevista a uno de los agentes más veteranos del cuerpo con treinta años de experiencia Manuel: 'Los que te marcan son los casos más extremos, salvar una vida, socorrer a un herido grave ...' https://www.rubi.cat/@@site-logo/ajuntament-de-rubi.svg

Entrevista a uno de los agentes más veteranos del cuerpo con treinta años de experiencia

Manuel: 'Los que te marcan son los casos más extremos, salvar una vida, socorrer a un herido grave ...'
Tenía 24 años cuando entró en el cuerpo de Policía Local de Rubí. Han pasado ya tres décadas desde aquel momento y treinta años dan para vivirlo casi todo. Las experiencias de Manuel sólo han hecho que esté más orgulloso de su labor.

¿Cómo llegó a la Policía Local?
Tenía amigos que estaban en el cuerpo y me hablaban de un trabajo atractivo, ameno, lejos de la rutina, que te permitía libertad de movimientos y gratificante.

Esta era su imagen del trabajo policial, ¿era cierta?
Sí, no me arrepiento de mi decisión.

¿Cuál es su objetivo en el trabajo?
El propósito fundamental es dar un servicio que consideras positivo a la comunidad. Es cierto que hay momentos del trabajo menos agradables, porque las conductas de algunos individuos que no respetan las normas de convivencia, te obligan a adoptar medidas que no te gustan. A veces se produce un cierto conflicto interno, pero pienso que tenemos que dar un servicio a la comunidad, al mayor número de individuos que sea posible.

¿Y cuál es la parte del trabajo que más le atrae?
Las actuaciones que más te marcan, normalmente, son los casos más extremos, salvar una vida, socorrer a un herido grave..., aquellas en las que ves que has podido ayudar a una persona y que has participado en un cambio de actitud que ha supuesto un cambio en su vida.

¿Por ejemplo?
Una vez tuve que socorrer, antes de que llegaran los servicios médicos, a una niña que se había quemado en un accidente doméstico, aún conservo relación con ella. Otra vez intervine con un hombre que tenía problemas serios con la bebida, después de hablar con él muchas veces, de tratar de comprender su situación, el hombre cambió su actitud, ha rehecho su vida familiar y cada vez que lo veo en la calle me lo recuerda. Además de estas actuaciones, que son las que más me han impactado, hay toda una serie de hechos cotidianos que no puedo recordar en detalle, pero que en conjunto han ido construyendo mi experiencia.

¿Cree que el ciudadano comprende su trabajo?
En general sí. Hay actuaciones en las que el ciudadano reacciona de una manera agresiva como si fuera algo personal. A veces ves poca capacidad para ponerse en la piel de aquellos a los que se perjudica con una acción incorrecta. De todos modos, después cuando todo se enfría, la gente normalmente llega a entender que el policía sólo hace su trabajo.

¿Ha sacado alguna conclusión en todos estos años?
Si algo te enseña el día a día es que hay cosas que se pueden mejorar. Si tu trabajo te gusta, el reto es encontrar cómo adaptar tu labor a los cambios social, para dar el mejor servicio. La inmensa mayoría de los policías son vocacionales y es una tarea delicada porque lo que haces no siempre gusta a todos. Yo pediría a los ciudadanos que traten de ponerse en nuestro lugar y que si tienen ideas para mejorar, nos las hagan saber. Cualquier mejora en el servicio repercute sobre toda la población.