Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

Entrevista a una de las últimas agentes en incorporarse a la Policia Local Sònia: “El trabajo más gratificante es el asistencial, cuando ayudas a alguien y ves el resultado” https://www.rubi.cat/@@site-logo/ajuntament-de-rubi.svg

Entrevista a una de las últimas agentes en incorporarse a la Policia Local

Sònia: “El trabajo más gratificante es el asistencial, cuando ayudas a alguien y ves el resultado”
La suya fue una pasión tardía, conoció el trabajo de la policía a partir de su marido y de sus amigos y pensó que esta labor podía gustarle. Han pasado cuatro años desde que ingresó a la Policía Local de Rubí y cree que es la mejor decisión que pudo tomar.

¿Qué le llevó a hacerse policía?
Fue una decisión muy meditada. Conocí el trabajo por mi marido y por mi círculo de amigos, en el que hay muchos policías. Yo los escuchaba y pensaba que lo que hacían me podía gustar. Me lo había planteado algunas veces pero nunca me había decidido. Además tengo unos estudios y quería probar el trabajo en el sector que había escogido. Empecé a trabajar y enseguida tuve la sensación de que no avanzaba. Un día me comentaron que se habían convocado plazas de policía local en Rubí y decidí presentarme. Me parecía que era una profesión con mucho color, con muchas cosas por hacer y en la que no te aburres.

¿Y qué había de cierto de esta idea?
Es verdad. Lo pensaba después de escuchar a la gente que desarrollaba este trabajo, quiero decir que tenía buen fundamento. Más o menos me he encontrado lo que esperaba.

¿Qué parte del trabajo es más satisfactoria?
El trabajo más gratificante es el asistencial, cuando ayudas a alguien y ves el resultado, ves cómo le puedes solucionar un problema a alguien con un pequeño esfuerzo.

¿No se arrepiente de haber ingresado a la policía?
No. Hace cuatro años que hago este trabajo, estoy contenta y creo que es la mejor decisión que he podido tomar.

¿Cómo definiría el trabajo de la policía de la manera más sencilla?
Intentamos solucionar problemas. Nuestro objetivo siempre es solucionar problemas.

Y, ¿siempre se consigue?
No. Hay problemas que nosotros no podemos solucionar. Al menos tratamos de minimizar el impacto del problema, pero la solución no siempre la tenemos nosotros. A veces sólo podemos escuchar, incluso hacer un poco de psicólogos aunque no lo seamos.

¿Cree que la gente les agradece sus esfuerzos, entiende su trabajo?
En general, sí. Hay de todo, hay gente comprensiva y gente que se quejará hagas lo que hagas. También depende mucho del tipo de servicio. Cuando le pones una multa a alguien y se tiene que rascar el bolsillo... El otro día denunciamos a un hombre porque su coche no había pasado la ITV. Era un control de documentación y no tenía este documento obligatorio. Pues la respuesta del hombre fue '¿cómo va la recaudación? ¿Ya tenéis para las fiestas? '. ¿Este hombre no sabía que el importe de las multas no es para nosotros? Ni siquiera para el Ayuntamiento, porque era una denuncia del Servicio Catalán de Tráfico. Dígame qué interés especial podemos tener nosotros. Y por otro lado me he encontrado con ciudadanos que sorprendentemente cuando vienen a recoger su coche del depósito te dan las gracias por el trato recibido. A veces me parece que tienen una imagen de nosotros demasiado fría, pero también somos personas.