Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

El Pleno municipal acuerda que el autobús urbano deje de pasar definitivamente por la isla peatonal También se han aprobado las bases del proyecto '6+6' y de las ayudas para proyectos emprendedores y trabajo autónomo del paquete de medidas anticrisis 2013. https://www.rubi.cat/@@site-logo/ajuntament-de-rubi.svg

El Pleno municipal acuerda que el autobús urbano deje de pasar definitivamente por la isla peatonal

También se han aprobado las bases del proyecto '6+6' y de las ayudas para proyectos emprendedores y trabajo autónomo del paquete de medidas anticrisis 2013.
El Pleno municipal correspondiente al mes de junio de 2013 ha acordado que el autobús urbano deje de pasar definitivamente por la isla peatonal con el objetivo de mejorar el uso público de la isla y de potenciar la dinamización comercial de este eje. La supresión del transporte público por el interior de este eje peatonal se hará efectiva coincidiendo con la Fiesta Mayor, momento en que el bus se desvía para no interferir en las actividades que se organizan en la avenida Barcelona y el paseo Francesc Macià para celebrar la festividad de Sant Pere.

El punto del orden del día que hacía referencia a la modificación del contrato del servicio urbano municipal del transporte de viajeros de Rubí ha sido aprobado gracias a los votos favorables de los dos socios del equipo de gobierno, Partit dels Socialistes de Catalunya (PSC) y Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), de Convergència i Unió (CIU) y de Iniciativa per Catalunya Verds - Esquerra Unida i Alternativa (ICV-EUiA). El Partit Popular (PP) ha votado en contra de este punto, mientras que Alternativa Ciutadana de Rubí (ACR) se ha abstenido.

Así, a partir del 2 de julio se modificará el recorrido de las líneas L1 y L4, que dejarán de pasar por la isla, y de la L5, que junto con la L4 se desviará hacia la zona del Mercado municipal, un gran foco de atracción de barrios como la Zona Nord, El Pinar y Ca n’Oriol, tal como concluye el estudio de movilidad que ha encargado el consistorio.

En cuanto a las líneas L1 (El Pinar - Can Serrafossà) y L4 (Estación Rubí+D - Can Rosés), las únicas que actualmente pasan por el interior de la isla peatonal, el autobús hará un cambio de sentido en el aparcamiento del Rubí+D en dirección a la carretera C-1413, se incorporará en el lateral del paseo de la Riera, continuará por la rotonda del Escardivol, seguirá por las calles Gimnàs, Joaquim Blume, girará en la calle Cadmo y volverá a girar en la carretera de Terrassa, recuperando el recorrido habitual en la parada 'CAP Mútua', que no sufrirá ningún cambio. Esto supondrá el traslado de tres paradas: 'Pearson', 'Francesc Macià' y 'Catalunya', y la creación de cuatro nuevas: 'Paseo Riera - Torrijos', 'Paseo Riera - calle Riera', 'Gimnàs - Policia Nacional' y 'Bullidor' (en la calle Joaquim Blume). Ambas líneas mantendrán la frecuencia de paso actual (30 y 22 minutos), ya que aumentará la velocidad comercial por las características del recorrido (a su paso por la C-1413a). Con la eliminación de la parada 'Pearson', los usuarios de FGC que quieran coger el autobús deberán dirigirse a la parada 'Estació Rubí+D', ubicada en la rambleta Joan Miró.

De manera complementaria, y para minimizar este cambio de recorrido, las líneas L4 y L5 se desviarán hacia la zona centro (Mercado). La línea L5 (Can Rosés - Estació Rubí+D) dejará de pasar por la avenida Estatut, haciendo el nuevo recorrido por el trazado de la línea L2 (sentido Vallhonrat). La línea L4 hará el trazado de la L2 en sentido contrario, pero después de la parada 'Magallanes' subirá por la calle Torres Oriol hasta enlazar con la avenida Estatut, perdiendo sólo las paradas actuales de 'Aribau' y 'Camí de Ca n’Oriol '. El objetivo de estas modificaciones es mejorar la movilidad del servicio de autobús urbano de la ciudad, acercando la mayoría de las líneas al centro y manteniendo la frecuencia de paso.

Aprobación de diferentes bases
El Pleno también ha dado luz verde, de manera inicial y por unanimidad, a las bases reguladoras de dos de las acciones del programa de apoyo a la creación de empleo, una de las medidas extraordinarias de lucha contra la crisis 2013. Se trata del proyecto '6+6', una línea de ayudas dotada con 500.000 euros para empresas que contraten a personas en situación de paro empadronadas en Rubí, y de las ayudas para la puesta en marcha de proyectos emprendedores y para la creación de nuevos puestos de trabajo autónomo de personas empadronadas en Rubí y en situación de paro, que cuenta con un presupuesto de 120.000 euros. El concejal del área de Planificación Estratégica, Promoción Económica y Gobierno, Jaume Buscallà, se ha referido a las bases que regulan el proyecto '6+6': 'No ponemos restricciones de edad, ni de tiempo parado, ni de perfil formativo porque lo que queremos es que las empresas que de verdad tengan esta iniciativa reciban la subvención'.

Por otra parte, todos los grupos, excepto PP, CiU y ACR que se han abstenido, han votado a favor de las bases que regulan las solicitudes, otorgamiento y justificación de las subvenciones para las entidades ciudadanas de Rubí. Las bases prevén destinar un total de 175.023 euros para este concepto para las asociaciones y entidades rubinenses que organizan actividades dirigidas a la ciudadanía en siete ámbitos específicos: vecinal, deportivo, cultural, educación en el tiempo libre, juvenil, sociosanitario y sensibilización en materia de cooperación internacional, así como la cantidad destinada a cada uno de estos ámbitos. Además, se definen los criterios para el otorgamiento de las subvenciones en cada caso, las actividades que en ningún caso serán subvencionadas, qué documentación se debe aportar para hacer efectiva la solicitud o cómo y cuándo se tienen que entregar los justificantes una vez recibida la subvención, entre otros aspectos. En breve se aprobará la convocatoria que fijará el plazo de presentación de solicitudes por parte de las entidades que quieran optar a alguna subvención.

Nueva Ordenanza de Administración Electrónica (OAE)
El Pleno ha dado el visto bueno inicial, por unanimidad, a la Ordenanza de Administración Electrónica (OAE), que quiere garantizar un uso efectivo de las herramientas electrónicas para mejorar la actuación administrativa y los servicios que se prestan a la ciudadanía. La ordenanza también pretende facilitar las relaciones con la ciudadanía, las empresas y otras administraciones públicas y entidades, uno de los objetivos del Plan de Mejora Organizativa (MOAR) del Ayuntamiento de Rubí que el consistorio ha impulsado en los últimos años para mejorar el modelo organizativo y de gestión municipal.

La OAE también da respuesta a las demandas hechas a las administraciones a través de la Ley 11/2007 de acceso electrónico de los ciudadanos a los servicios públicos, relacionadas con el derecho de la ciudadanía a comunicarse con las administraciones públicas a través de medios electrónicos y a la obligación de éstas de disponer de los medios y de los sistemas que permitan el ejercicio de este derecho.

Así, la ordenanza establece el régimen jurídico básico de la administración electrónica en la administración municipal y fija los mecanismos para una implantación progresiva, pero eficiente, de la administración electrónica. En este proceso, que comienza con esta aprobación, se irán poniendo en marcha los componentes y los módulos comunes de la administración electrónica, tales como el registro, la sede electrónica, la notificación y el archivo, entre otros.

Otros trámites
El Pleno también ha aprobado, de manera inicial, la modificación de la plantilla de personal y de la relación de puestos de trabajo del ejercicio 2013 como consecuencia de la integración del personal del Instituto Municipal de Comunicación (IMCO) y del Instituto Municipal de Promoción Económica y Social (IMPES) a la plantilla del consistorio. Todas las formaciones han votado a favor, excepto PP y ICV-EUiA, que se han abstenido. En la última sesión plenaria ya se aprobó, de manera inicial, el cambio de la forma de gestión y la subrogación del IMCO y del IMPES. De esta manera, se daba un primer paso para que estos servicios sean gestionados directamente por el Ayuntamiento, con el objetivo de garantizar su eficiencia, los puestos de trabajo de los trabajadores de los dos institutos y el mantenimiento de estos servicios públicos.

Mociones
Todos los grupos políticos, a excepción del PP, que ha votado en contra de la moción, han rechazado el Anteproyecto de Ley para la Racionalización y la Sostenibilidad de la Administración Local presentada por el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas del Gobierno español. Los partidos que han apoyado la moción presentada por PSC, CiU, ICV-EUiA y ERC consideran que supone la vulneración de la autonomía local, de las competencias del Estatuto de Autonomía de Cataluña y que es una agresión sin precedentes contra el municipalismo, la democracia y el estado del bienestar. También manifiestan que se trata de un intento burdo de recentralización del modelo de la Administración Local y que responde a la política de desmantelamiento de los ayuntamientos, de la democracia municipal y de los servicios públicos vinculados a éstos. En este sentido, el pleno ha acordado reclamar al Gobierno español la retirada de este Anteproyecto de Ley e instarle, junto con el gobierno de las diferentes comunidades autónomas y las entidades municipalistas, a elaborar un nuevo marco de financiación para el mundo local más justo, más eficaz y más eficiente al servicio de las políticas locales.

Por otro lado, CiU ha visto aprobada la moción que presentaba sobre la regulación de la oferta comercial en el núcleo urbano de la ciudad gracias a los votos de todas las formaciones excepto ACR, que ha votado en contra, y tras aceptar las transacciones planteadas por ICV-EUiA y ERC. El objetivo de la moción es limitar los comercios de tipo 'bazar' y 'todo a 100' y de establecimientos de alimentación y venta de pan no especializada sobre todo en el centro de Rubí, donde han proliferado últimamente. Y es que manifiestan que la concentración de un mismo tipo de comercio o servicio en una zona empobrece el tejido comercial de esa área. Con la aprobación de la moción se ha acordado encargar un informe a los servicios jurídicos del consistorio y a la Dirección General de Comercio de la Generalitat para que informen sobre las posibilidades legales de redactar un Plan de Usos Comerciales de la ciudad respecto a este tipo de actividades. Paralelamente, también se ha decidido suspender el otorgamiento de licencias de aquellas actividades que los informes consideren que pueden ser limitados y que se consideren oportunos para el equilibrio de la oferta comercial. Además, se ha acordado que el Ayuntamiento siga haciendo un control y seguimiento del cumplimiento de todas las medidas sanitarias en este tipo de establecimientos.

Por último, el PP ha decidido retirar la moción que presentaba sobre el uso inadecuado que algunos conductores hacen del vial paralelo a la C-1413a que da acceso al cementerio municipal y que supone un peligro tanto para el resto de vehículos como para los peatones. Los populares han dado marcha atrás ya que el equipo de gobierno se ha comprometido a realizar mejoras de señalización en el lateral de esta vía y a solicitar a la Generalitat de Cataluña el permiso para colocar un semáforo de peatones a la altura del cementerio.