Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

El pleno del Ayuntamiento de Rubí lleva a aprobación el PAES, el Plan de Acción para la Energía Sostenible La ciudad es uno de los municipios adheridos al Pacto de alcaldes y alcaldesas contra el cambio climático que lidera la Comisión Europea. https://www.rubi.cat/@@site-logo/ajuntament-de-rubi.svg

El pleno del Ayuntamiento de Rubí lleva a aprobación el PAES, el Plan de Acción para la Energía Sostenible

La ciudad es uno de los municipios adheridos al Pacto de alcaldes y alcaldesas contra el cambio climático que lidera la Comisión Europea.
Rubí es una de las ciudades adheridas al Pacto de Alcaldes y Alcaldesas, una iniciativa de la Dirección General de Transporte y Energía de la Comisión Europea. Al adherirse a este pacto, el 30 de octubre de 2008, Rubí se comprometió a reducir un 20% las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera a través del incremento de un 20% de las energías renovables y un 20% la eficiencia energética en el ámbito municipal. Todo ello, antes del año 2020. El concejal de Ecología Urbana y Seguridad, Manuel Velasco, ha explicado que, 'al firmar este pacto, la ciudad adoptó el compromiso de llegar a lo que se podría denominar como tri-veinte en poco más de una década'. Concretamente, y tal y como ha dicho Velasco, 'el objetivo es conseguir una reducción de más de 57.300 toneladas de CO2 a la atmósfera, por lo que se necesitará una inversión de más de 11 millones y medio de euros'.

La adhesión al Pacto de alcaldes y alcaldesas contra el cambio climático contempla 3 fases. La primera fase ha consistido en elaborar un inventario de las emisiones de gases de efecto invernadero del municipio. El CO2 y otros gases de efecto invernadero generados por la actividad humana tienen un papel importante en el calentamiento global y en el cambio climático. Los gases de efecto invernadero son generados por sectores muy diversos, como por ejemplo la industria y la producción eléctrica, pero también por actividades propias de los municipios, como el alumbrado público, el funcionamiento de los equipamientos municipales o el tratamiento de los residuos, a parte del consumo eléctrico de hogares y comercios y el tráfico urbano. Para realizar este inventario se han tomado como referencia los años 2005 y 2007 y se ha comprobado el salto cuantitativo que se ha producido en cuanto al número de vehículos matriculados, la cantidad de residuos generados o los cambios en el alumbrado público, entre otros.

El inventario pone de manifiesto que el sector industrial es uno de los principales consumidores de energía en Rubí, ya que genera un 41% de las emisiones totales de gases de efecto invernadero. El análisis también revela que la suma de las emisiones que producen el transporte (24,2%), el sector doméstico (15,3%), los servicios (10'1%), los residuos (6'2%) y el agua (0'6%) representan el 56'4% del total de las emisiones del municipio, de las cuales sólo el 2'31% corresponden a emisiones municipales.

Esta diagnosis ha sido muy útil para desarrollar la segunda fase del proyecto, que ha consistido en determinar qué actuaciones se podrían llevar a cabo desde Rubí para reducir las emisiones de CO2. Todas estas actuaciones han quedado recogidas en el Plan de Acción para la Energía Sostenible (PAES), que se lleva a aprobación en el pleno ordinario de este mes de enero. Se trata de un documento que define las acciones necesarias para rebajar el consumo de energía y las emisiones de gases de efecto invernadero. Para redactar el PAES, el Ayuntamiento ha contado con la colaboración de la empresa de consultoría ambiental Mataró Energia Sostenible y con el apoyo del Área de Medio Ambiente de la Diputación de Barcelona.

Esta segunda fase se ha estructurado en torno a una sesión de trabajo donde participaron los diferentes servicios municipales implicados. En este encuentro, los técnicos pudieron valorar, modificar y mejorar las propuestas de actuación realizadas hasta el momento, para acabar de definir el PAES y hacerlo lo más viable posible. Ahora, después de que se apruebe en el pleno, este documento se remitirá a la Unión Europea.

Manuel Velasco ha explicado que 'las acciones previstas en el PAES van dirigidas principalmente a reducir el consumo energético de la administración y, en menor medida, de la vida cotidiana de los ciudadanos. Respecto a la actividad industrial, el PAES también prevé asesorar al sector industrial, a través de la Masía de Can Serra, para implementar medidas de eficiencia energética y de energías renovables '.

Las actuaciones que se han incluido en el PAES se refieren a proyectos de instalación de energías renovables en edificios municipales, la aplicación de medidas de ahorro energético en dependencias municipales, la mejora de la eficiencia energética en equipos de climatización y las acciones que promuevan la movilidad sostenible en la ciudad, entre otros. Algunas de ellas ya se han o se están ejecutando.

En cuanto a los edificios e infraestructuras municipales, se han instalado detectores de presencia en lavabos y pasillos de diferentes edificios, temporizadores para el encendido y la desconexión de los sistemas de climatización y válvulas de regulación de dos vías en los radiadores. Todas estas actuaciones han recibido una subvención del FEOSL. Además, tanto este año como el año pasado también se han incorporado bombillas de tipo LED y ornamentos sin luz en el alumbrado de Navidad de la ciudad.

En el ámbito del transporte, se ha renovado la flota de vehículos municipales del servicio de limpieza y recogida de residuos según criterios de baja emisión de CO2 y se han puesto bicicletas eléctricas a disposición de los trabajadores del consistorio para fomentar la movilidad sostenible, a parte de dotar a la flota de la policía local de motos eléctricas. Además, se ha iniciado un proyecto que consiste en registrar el consumo y el kilometraje de los vehículos de la flota municipal, con el objetivo de conocer cuál es el uso que se hace y, por tanto, poder adoptar medidas de ahorro energético. En cuanto al transporte público, se ha aumentado la oferta de este servicio. Y, por último, en el campo del transporte privado y comercial, se han adecuado 2 aparcamientos en las entradas de la ciudad: el del Escardívol y el del Rubí + D, entre otros.

Otras medidas que el Ayuntamiento ha adoptado para contribuir a reducir las emisiones de CO2 e incrementar las energías renovables son la creación de zonas peatonales en el centro, la redacción de un plan de movilidad urbana que contemple la incorporación de vías cívicas (y que se podría aprobar en 2012), la sustitución del alumbrado (gracias al FEIL y otras subvenciones), la introducción de bonificaciones en la tasa de basuras para aquellas personas que utilicen habitualmente la deixalleria, la organización de talleres medioambientales sobre eficiencia energética en las escuelas, campañas de ahorro de agua, el fomento del compostaje casero, y la instalación de placas solares fotovoltaicas en la cubierta del Bullidor.

Hasta el 2020, el consistorio plantea otras actuaciones, como crear un vivero de empresas relacionadas con la eficiencia energética en la Masía de Can Serra, mejorar los aislamientos de diferentes equipamientos municipales e iluminar parques y patios escolares a través de farolas que funcionen con placas solares. También están incluidas en el PAES la posibilidad de adquirir, en un futuro, autobuses eléctricos o que funcionen con gas natural, así como el impulso de una bolsa local para compartir coche y dotar las calles con cargadores de energía eléctrica (de momento se ha instalado uno en el Mercado), entre muchas otras medidas.

El proyecto culmina en la tercera fase, la de ejecución. Hasta el 2020, el Ayuntamiento deberá ir implementando todas las medidas incluidas en el PAES, para conseguir reducir un 20% la emisión de CO2 a la atmósfera. Cada 2 años, y hasta el 2020, el Ayuntamiento deberá emitir un informe y enviarlo a la Unión Europea para manifestar que se cumplen los objetivos marcados.

Cerca de 2.200 ciudades europeas se han adherido a esta iniciativa en favor del medio ambiente, unas 150 de las cuales son de la provincia de Barcelona. La Comisión Europea decidió crear este pacto dentro del Plan de Acción de la Eficiencia Energética, que se aprobó en el año 2006.