Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

El equipo de gobierno propone reducir la presión fiscal durante los próximos dos años El gobierno local ha expuesto a la oposición el nuevo escenario económico con la voluntad de conseguir el máximo consenso político https://www.rubi.cat/@@site-logo/ajuntament-de-rubi.svg

El equipo de gobierno propone reducir la presión fiscal durante los próximos dos años

El gobierno local ha expuesto a la oposición el nuevo escenario económico con la voluntad de conseguir el máximo consenso político
El equipo de gobierno presentó el jueves a los grupos de la oposición la propuesta de ordenanzas y presupuestos que se llevará a aprobación este 2013. Por primera vez, se ha trabajado sobre un escenario económico de dos años con el objetivo de dar una mejor respuesta a la situación de crisis actual.

El gobierno municipal se ha planteado como objetivo prioritario conseguir el máximo consenso político entre todas las formaciones, especialmente en un momento en el que, tal y como ha explicado la alcaldesa, Carme García Lores, en una entrevista a Ràdio Rubí, “nos estamos jugando el mantenimiento de los servicios públicos municipales y la garantía del estado del bienestar de nuestros ciudadanos”. Después de presentar la propuesta económica el pasado jueves, la primera edil ha destacado la buena predisposición demostrada por los diferentes grupos municipales: “Creo que es una propuesta que recoge muchas de las reclamaciones de los partidos en épocas anteriores”.

A pesar de que todavía no se pueden dar a conocer las cifras exactas de la propuesta económica, porque apenas se han iniciado las negociaciones políticas, la alcaldesa ya ha avanzado que la intención del equipo de gobierno es reducir la presión fiscal a los rubinenses tanto en las ordenanzas del 2014 como las del 2015. Según la alcaldesa, es momento de reconocer el esfuerzo que han soportado las familias en estos últimos años de crisis económica.

La rebaja que beneficiará a más ciudadanos será la del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), que se podrá reducir gracias a la aplicación de una fórmula nueva. La intención es que este impuesto varíe en función del tipo de vivienda, y que la rebaja la noten sobre todo las familias, los comerciantes y las pequeñas y medianas empresas. En el caso de las grandes empresas y de los inmuebles rústicos, el IBI también se bajará pero en menor porcentaje. En cuanto a la reducción exacta, dependerá de cómo evolucionen las negociaciones políticas con la oposición.

Además del IBI, también se han propuesto rebajas en otros tributos y tasas, como la que pagan los paradistas del Mercado Municipal, las licencias de actividades y la tasa por residuos comerciales.

La reducción de la presión fiscal es una de las líneas maestras de una propuesta económica que también hace incidencia en el mantenimiento de los servicios públicos municipales, incluso de aquellos que podrían quedar fuera de la reforma de la Ley de Bases de Régimen Local. Según la alcaldesa, esto será posible gracias a la buena gestión de las finanzas municipales, que permitirá incluso que este 2013 se cierre con un nivel de endeudamiento histórico, que podría ser de la mitad del actual. García Lores también ha querido hacer hincapié en el esfuerzo que ha hecho la plantilla municipal durante estos últimos tiempos, trabajando más con menos recursos.

Tal y como ha avanzado la alcaldesa, el próximo presupuesto municipal irá vinculado a un tercer Plan de medidas extraordinarias de lucha contra la crisis, que volverá a priorizar la atención a las personas, el mantenimiento de los servicios públicos y las acciones para salir de la crisis. La intención del gobierno municipal también es que las cuentas para el próximo ejercicio contemplen un capítulo de inversiones realizadas plenamente con recursos propios y que incidan especialmente en el mantenimiento de la ciudad.

La voluntad del equipo de gobierno es que al menos las ordenanzas fiscales se aprueben en el pleno municipal que se celebrará a finales de este mes de octubre.