Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

El Ayuntamiento pone en marcha una fotolinera en la Masía de Can Serra La instalación, cubierta de placas solares, permite cargar vehículos eléctricos y abastecer de energía la masía https://www.rubi.cat/@@site-logo/ajuntament-de-rubi.svg

El Ayuntamiento pone en marcha una fotolinera en la Masía de Can Serra

La instalación, cubierta de placas solares, permite cargar vehículos eléctricos y abastecer de energía la masía
La Masía de Can Serra ya cuenta con una fotolinera que permite cargar vehículos eléctricos de forma gratuita y, al mismo tiempo, proporciona energía fotovoltaica para el autoconsumo de este equipamiento. La alcaldesa, Carme García, ha presentado la nueva instalación a los medios de comunicación, conjuntamente con el coche y la motocicleta eléctricos que se han incorporado recientemente a la flota del Ayuntamiento.

La fotolinera, ubicada detrás de la masía, es una pérgola cubierta con placas solares que dispone de cuatro plazas de aparcamiento equipadas para la carga de coches eléctricos, tres con puntos de carga para motocicletas, siete de normales y una para discapacitados. En el caso de los coches, dos de la plazas permiten cargar el vehículo en sólo tres horas, mientras que las otras dos requieren seis horas de conexión para una carga completa, la cual proporciona una autonomía de 150 kilómetros.

La puesta en marcha de la nueva instalación ha ido acompañada de la adquisición de dos nuevos vehículos eléctricos: un coche y una moto destinados a la Masía de Can Serra que se añaden a las siete motocicletas también eléctricas que ya utilizaba la Policía Local. Según ha destacado la alcaldesa, de esta manera 'se da continuidad a una apuesta estratégica del Ayuntamiento de Rubí por la eficiencia energética y las energías renovables [... ]. La movilidad sostenible era un aspecto que todavía no se había podido trabajar en el proyecto Rubí Brilla'.

Tal y como ha avanzado este miércoles Carme García, la idea es abrir la fotolinera a la ciudadanía, de manera que las personas que dispongan de vehículo eléctrico lo puedan cargar de forma totalmente gratuita en esta instalación, una vez se termine el reglamento de uso correspondiente. La primera edil también ha explicado que se está estudiando la implantación de puntos de carga en los aparcamientos públicos de la ciudad y que la voluntad del Ayuntamiento es seguir ampliando la flota municipal de vehículos no contaminantes.

Ahorro económico

Además de promover el uso de energías renovables, la puesta en marcha de la fotolinera representa un notable ahorro económico, tal como demuestra la evolución del gasto eléctrico de la Masía de Can Serra en los últimos días. Si antes el equipamiento gastaba alrededor de 400 euros semanales en electricidad, desde que se abastece de la fotolinera esta cantidad ha caído hasta la mitad, lo que representará al cabo del año un ahorro aproximado de 8.000 euros.

Además, los vehículos eléctricos también implican una reducción muy importante del gasto respecto a la flota tradicional. En el caso de los coches, los 9.000 euros de media anuales que conlleva el mantenimiento de un vehículo normal bajan hasta los 500 en el caso de un modelo eléctrico. En cuanto a las motocicletas, el coste habitual de mantenimiento de 1.500 euros cae hasta los 300.

En la presentación de estas cifras, la alcaldesa ha lamentado que en el Estado no esté vigente lo que se conoce como balance neto, de manera que el Ayuntamiento no puede compensar la energía que produce la fotolinera fuera del horario de funcionamiento de la Masía de Can Serra y que se inyecta directamente a la red eléctrica. Esta situación, según ha alertado Carme García, se agravará con la nueva ley de las energías renovables impulsada por el Gobierno central, que grava con impuestos esta producción.