Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

El Ayuntamiento mejorará 1.000 metros cuadrados de aceras durante los próximos 3 meses Las obras afectarán a un total de 7 zonas repartidas por los distritos 1, 2 y 3 de la ciudad y, más adelante, se programarán actuaciones en el distrito 4. https://www.rubi.cat/@@site-logo/ajuntament-de-rubi.svg

El Ayuntamiento mejorará 1.000 metros cuadrados de aceras durante los próximos 3 meses

Las obras afectarán a un total de 7 zonas repartidas por los distritos 1, 2 y 3 de la ciudad y, más adelante, se programarán actuaciones en el distrito 4.
El consistorio pondrá en marcha, la próxima semana, una nueva fase del Plan de Aceras, que afectará diferentes calles de los distritos 1, 2 y 3 de la ciudad. Estos trabajos darán continuidad a las actuaciones que se llevaron a cabo durante el 2010. En total se arreglarán 1.000 m2 de aceras. Las obras han sido adjudicadas a la empresa Proyectos Y Excavaciones Rubí SL por un importe de 151.176,37 euros. El plazo de ejecución de estos trabajos es de unos 3 meses.

Esta fase de obras se centrará en un total de 7 zonas de los distritos 1, 2 y 3. Para optimizar recursos, la empresa adjudicataria destinará dos equipos a este proyecto. Así, mientras duren los trabajos, en todo momento habrá 2 actuaciones en marcha.

Las obras está previsto que empiecen en la plaza dels Ocells y en la calle Pau Casals. Posteriormente se trabajará en la avenida de Can Fatjó y en las calles Oriol Martorell y Doctor Ferran. Las dos últimas actuaciones serán las de la Rambleta de Joan Miró y la calle Mare de Déu de Fàtima.

En la plaza dels Ocells, un espacio que aún no está pavimentado, se crearán 2 nuevas aceras. La primera, que tendrá una anchura de unos 3,5 metros, conectará el cruce entre la calle Àguila y la plaza dels Ocells con la calle Cèrvol; la segunda, que tendrá una anchura variable, unirá la confluencia entre los calles Falcó y Avets con el nuevo vial abierto.

En la calle Pau Casals se conectará la acera existente en el camino de Xercavins, que atraviesa el paso inferior de las vías de ferrocarril y finaliza su trazado justo cuando cruza el arroyo, con la que hay en la calle Santa Teresa.

En el caso de la avenida de Can Fatjó, se ampliará el tramo de la acera oeste comprendido entre las calles Platí y Roser, pasando a una anchura aproximada de acera de 1,5 metros. La actuación se completará con la ampliación del chaflán de la avenida de Can Fatjó con la calle Roser.

En la calle Oriol Martorell se pavimentará toda la acera norte (actualmente no está pavimentada) sin modificar su alineación.

En la calle Doctor Ferran se pavimentará el tramo de acera situado entre las calles Països Catalans y Joan Bosch Cusí y se repavimentarà el tramo entre esta última y la calle Antoni Sedó.

También se prevé continuar la acera oeste de la Rambleta de Joan Miró hasta el cruce con el pasaje de la Riera, salvando el talud de tierra y vegetación que separa la Rambleta del parking y que ahora no permite el paso de los peatones en unas condiciones mínimas de seguridad.

Y en la calle Mare de Déu de Fàtima se ampliarán tres de los cuatro chaflanes existentes en el cruce con la calle Mestre Apel·les, eliminando las filas de estacionamiento y dejando la calzada con una anchura aproximada de 5 metros, en un tramo de unos 20 metros. Concretamente, la acera se ampliará unos 2 metros.

Estos trabajos pueden comportar diversas afectaciones viarias, de carácter puntual. Así, por ejemplo, mientras duren las obras en la avenida de Can Fatjó, se producirán restricciones de estacionamiento.

2ª fase del Plan de Aceras 2011
Paralelamente, el consistorio también prevé arreglar varias aceras del distrito 4. Este proyecto, que actualmente está en proceso de licitación por un importe de 141.260 euros, prevé actuar en 8 espacios diferentes:

En la calle Calderón de la Barca, el ámbito de actuación se sitúa en la acera este del tramo comprendido entre las calles Escultor Benlliure y Carles Aribau. Está previsto ensanchar la anchura de las aceras, pasando del metro actual a 1,40 metros. También se arreglarán los chaflanes de la acera con las calles Escultor Benlliure y Carles Aribau.

En el caso de la calle Balmes se repavimentará un tramo de la acera oeste situado cerca del cruce con la calle Pintor Murillo, dado el estado deteriorado que presenta actualmente. Esta actuación no supondrá la ampliación de la acera.

En la calle Doctor Robert se ampliará y repavimentará la acera este, en el tramo situado entre el cruce con las calles Unió y Justícia, alcanzando una anchura de 1, 60 metros.

El proyecto también contempla la reurbanización del interior del ámbito de actuación de la calle Orso, mediante la proyección de unas nuevas escaleras adaptadas, según marca el Código de Accesibilidad de Cataluña, y unos nuevos parterres y zonas ajardinadas, que significarán la imagen actual de la calle Orso. La actuación se completará con la proyección de una baranda, cumpliendo los criterios establecidos en el Código de Accesibilidad de Cataluña.

En la carretera de Terrassa se repavimentará el tramo oeste de la acera en unos 65 metros desde la rotonda existente. Al mismo tiempo, se eliminará una rampa de hormigón que hay actualmente para mejorar el acceso a una vivienda particular y, de esta manera, dar continuidad a la acera.

En el caso de la calle Zaragoza se pavimentará el acera norte y se crearán diferentes alcorques. También se habilitará un paso de peatones.

Y, por último, en la calle Badajoz se pavimentará el chaflán del cruce entre las calles Badajoz y Mallorca, que actualmente no está pavimentado.

En el marco de esta actuación, se sustituirán los imbornales afectados por las obras y se proyectarán los nuevos adaptados a los nuevos límites de las aceras.