Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

El Ayuntamiento de Rubí presenta 11 acciones para la reactivación económica de la ciudad desde ahora y hasta el 2014 Se destinarán 860.000 € para impulsar medidas que atraigan nueva actividad económica y favorezcan la creación de empleo. https://www.rubi.cat/@@site-logo/ajuntament-de-rubi.svg

El Ayuntamiento de Rubí presenta 11 acciones para la reactivación económica de la ciudad desde ahora y hasta el 2014

Se destinarán 860.000 € para impulsar medidas que atraigan nueva actividad económica y favorezcan la creación de empleo.
La alcaldesa, Carme García, ha presentado las 11 medidas que contiene el Plan de Reactivación Económica de la ciudad, una vez recogidas las propuestas de los agentes sociales, económicos y políticos. Se trata de acciones a realizar a corto y medio plazo dirigidas a avanzar, a nivel local, en la reactivación económica y la creación de puestos de trabajo. Medidas que inciden directamente en la mejora del entorno empresarial, las nuevas tecnologías, las energías sostenibles, la actividad comercial y el apoyo a los emprendedores. Iniciativas que apuestan por la formación de personas, por la mediación para minimizar los efectos de la crisis y por la simplificación, transparencia y mejora de los trámites administrativos.

Carme García ha dicho que 'el Ayuntamiento no quiere generar falsas esperanzas en un contexto de crisis sistémica como la actual, pero no hemos querido quedarnos con los brazos cruzados. No tenemos todas las herramientas para salir de la crisis pero con el esfuerzo de todos podremos salir antes'. Un esfuerzo que se ha concretado en 11 medidas que se quieren ejecutar de forma rápida y que una comisión de seguimiento evaluará trimestralmente su implantación. La presentación de las acciones hoy a la prensa ha ido precedida por una Junta de Portavoces donde también se han explicado las medidas a todas las formaciones políticas con representación municipal. García ha destacado que las acciones que se ponen en marcha este mismo mes son una suma de propuestas recogidas en tres diferentes planes trabajados durante el mandato anterior para paliar los efectos de la crisis: el Acuerdo para el Desarrollo Económico y Social de Rubí, el Plan Anticrisis y el Plan de Ahorro, Racionalización y Eficiencia.

La primera acción del Plan es la elaboración de un Plan Director de Polígonos de Actividad Económica (PAE) que tiene tres objetivos básicos: mejorar la imagen y el mantenimiento de todos los polígonos del municipio, normalizar la situación del Polígono Sur donde todavía hoy hay partes que no han sido recepcionadas por el Ayuntamiento de Rubí y hacer un plan director de los polígonos industriales.

La creación de una ventanilla única para empresas y la simplificación administrativa es la segunda actuación que contempla el documento presentado. Sus objetivos principales pasan por mejorar la atención del Ayuntamiento a las empresas. Las previsiones apuntan a diciembre de 2012 para la puesta en marcha de una ventanilla única empresarial después de elaborar el catálogo de servicios que ofrecerá la administración y que podría estar a punto en junio del próximo año.

La mejora de la competitividad del tejido industrial es uno de los objetivos que persigue el Proyecto Rubí Brilla, la tercera acción que se incluye en el Plan de Reactivación. Este proyecto se pondrá en marcha el próximo 29 de noviembre. Rubí Brilla persigue posicionar la ciudad como referente a nivel nacional e internacional en eficiencia energética y renovables en entornos industriales.

La cuarta medida del Plan se centra en el capital humano y la necesidad de adecuar la formación de las personas al entorno económico y social de la ciudad. Lo que pretende el Ayuntamiento es crear una mesa de formación profesional que ayude a la generación de empleo.

La existencia de una buena red de telecomunicaciones mejora la competitividad de las empresas ubicadas en el territorio, por ello, el Plan de Reactivación Económica apuesta por una ciudad de servicios avanzados y diseña una acción que, mediante la negociación con operadores de servicios de banda ancha permita que Rubí mejore en cobertura tanto en el núcleo urbano como en las zonas de actividad económica.

El Plan también contempla acciones destinadas a la promoción de la actividad industrial, comercial y emprendedora que se concretan, por un lado en la búsqueda de inversores privados para proyectos empresariales de Rubí, en segundo lugar en la promoción de la actividad comercial a partir de la flexibilización de las condiciones de los locales del Mercado y acuerdos con los APIS y, finalmente, en la negociación con entidades bancarias para mejorar el acceso a la financiación de empresas y emprendedores. Esta última acción también persigue establecer mecanismos de coordinación ante procesos de desahucios entre las entidades bancarias y los servicios sociales municipales.

La incentivación de la actividad económica a partir de las bonificaciones del IAE también queda recogida en el documento presentado. Esta medida se aplicará principalmente a empresas de nueva implantación generadoras de puestos de trabajo, a aquellas que favorezcan las políticas de estabilidad laboral y a las que promuevan la eficiencia energética.

En la misma línea de ahorro y contención del gasto público que el Ayuntamiento ha llevado a cabo en los últimos años con la aplicación del Plan de austeridad, el posterior Plan anticrisis y el más reciente Plan de Ahorro, Racionalización y Eficiencia, el documento incluye la elaboración de un Plan de ahorro y eficiencia energética en equipamientos municipales que persigue la reducción de un 20% del consumo energético municipal en el año 2020, así como la reducción del gasto económico en suministro mediante la renegociación de contratos. Esta acción, además, generaría actividad económica en el sector del ahorro energético.

La última acción que recoge el Plan de Reactivación Económica se refiere al posicionamiento estratégico de la ciudad en el territorio a partir de la presencia de Rubí en el CIT, marca del consorcio del eje de la B-30 formado también por las ciudades vecinas de Sant Cugat y Cerdanyola y un importante polo de atracción y promoción económica.

Estas 11 acciones se empiezan a desarrollar este mes de noviembre y se irán ejecutando entre los años 2012, 2013 y 2014. El concejal de Promoción Económica y Empleo, Jaume Buscallà ha explicado que el coste de estas medidas es de 860.000 €, que se financiarán con recursos propios del Ayuntamiento y aportaciones privadas. Esto permite 'que el Ayuntamiento haga un esfuerzo de redefinición y readaptación de los propios recursos con el objetivo final de generar empleo'.

El concejal ha apuntado que a lo largo de las próximas semanas se explicará en profundidad cada una de estas medidas. La primera acción prevista es la presentación en rueda de prensa del proyecto Rubi Brilla el viernes, 25 de noviembre.