Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

El Ayuntamiento de Rubí ha comprado 5 motos eléctricas que consumen un 90% menos que los modelos de gasolina El consistorio apuesta por la movilidad sostenible en el ámbito municipal, ya que aparte de las motos, también ha comprado 4 bicis eléctricas. https://www.rubi.cat/@@site-logo/ajuntament-de-rubi.svg

El Ayuntamiento de Rubí ha comprado 5 motos eléctricas que consumen un 90% menos que los modelos de gasolina

El consistorio apuesta por la movilidad sostenible en el ámbito municipal, ya que aparte de las motos, también ha comprado 4 bicis eléctricas.
El consistorio rubinense ha adquirido recientemente 5 motos eléctricas que han pasado a formar parte de la flota de vehículos de la Policía Local de la ciudad, sustituyendo a otros modelos de gasolina.

Se trata del modelo Vectrix VX1, una scooter 100% ecológica. Esta motocicleta es una propuesta totalmente innovadora dentro del mundo de la movilidad sostenible: al ser impulsada por un motor eléctrico (y por tanto no existir el proceso de combustión), no emite CO2 ni otros gases contaminantes a la atmósfera.

Gracias a estas 5 motos eléctricas, el consistorio reducirá notablemente el consumo de combustible/energía. Y es que si una moto de gasolina consume 490€ al año, la Vectrix VX1, anualmente sólo gasta 49€ (el coste de la electricidad es un 10% respecto a la gasolina). Su mantenimiento también tiene un coste muy inferior, ya que no necesita filtros ni aceite (15€ al año, frente a los 350€ que cuesta el mantenimiento de las motocicletas de gasolina). Otra de las ventajas de las motos eléctricas es que prácticamente no hacen ruido. El concejal de Seguridad y Movilidad, Josep Antoni Serra, ha destacado que 'la compra de estas 5 motos supondrá un gran ahorro. Y lo que es más importante, que la emisión de CO2 a la atmósfera es prácticamente nula'.

Una moto ecológica, pero con todas las prestaciones

La aceleración de la Vectrix VX1 es equivalente a una moto de 600 cm3 y es capaz de pasar de los 0 a los 80 km/h en 6,8 segundos. Tiene la velocidad máxima limitada a 110 km/h y, en cuanto a la potencia, ofrece 20 kw, que equivaldría a unos 27 caballos.

Este modelo tiene una autonomía de hasta 110km que, traducido en conducción urbana, serían unas 5 horas, dependiendo de la aceleración y en función de la velocidad a la que se vaya. La Vectrix VX1 es capaz de recargar el 80% de la capacidad de la batería en 2 horas en cualquier enchufe de 220 voltios. La batería tiene unos 10 años de vida útil, o lo que es lo mismo, unos 80.000 km. Y para que consuma menos energía, la iluminación está basada en un sistema tipo LED de bajo consumo, lo que permite alargar la duración de la batería.

Cada moto ha costado poco más de 10.000 euros. El consistorio ha recibido una subvención de 1.200 euros en el marco del Plan Movele del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio.

Bicicletas eléctricas

Aparte de las motos, el Ayuntamiento también ha adquirido 4 bicicletas eléctricas para los trabajadores del Área de Ecología Urbana y Seguridad (AEUS), ubicada en la carretera de Terrassa, 116.

La situación de este edificio, apartado del centro de la ciudad, y la necesidad de movilidad de muchas de las personas que trabajan (como consecuencia de la descentralización municipal) a menudo hacen imprescindible el uso de algún tipo de vehículo para desarrollar su trabajo.

Recordemos que esta área aglutina tres grandes ámbitos: Seguridad y Movilidad, Medio Ambiente y Servicios Municipales; y Gestión de Residuos. Los trabajadores de los servicios de Informática, Contabilidad y Recursos Humanos también podrán utilizar estos nuevos vehículos para desplazarse por el municipio en horas de trabajo.

Según el concejal responsable del Área de Ecología Urbana y Seguridad, Manuel Velasco, 'la voluntad del consistorio es extender el uso de estas bicicletas eléctricas a otros departamentos'. Velasco también ha añadido que, con el objetivo de reducir el uso de coches y motos (que emiten gases contaminantes a la atmósfera) y promover los desplazamientos sostenibles, el consistorio apuesta por la utilización de estas bicicletas eléctricas, para hacer de Rubí una ciudad más sostenible y saludable. En este sentido, también ha recordado que próximamente se presentará el Plan Municipal de Salud de la ciudad.

Los modelos que ha adquirido el Ayuntamiento son plegables y se rotularán con la imagen corporativa municipal. Las bicicletas, fabricadas por la empresa de Mataró '9 Transporte', cuestan 1.200 euros cada una.

Rubí, comprometido con el medio ambiente

El pasado 30 de octubre de 2008, Rubí se adhirió al pacto de alcaldes y alcaldesas contra el cambio climático que lidera la Comisión Europea. En este sentido, se comprometió a reducir un 20% las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera antes del 2020 a través del incremento de un 20% de las energías renovables y un 20% la eficiencia energética en el ámbito municipal.