Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

El Ayuntamiento de Rubí amplía la red de fibra óptica y modifica su trazado El FEOSL subvenciona con 726.500 € cinco proyectos de innovación y nuevas tecnologías entre los que se encuentran las obras que ya se han iniciado para instalar cámaras de videovigilancia en dos zonas peatonales. https://www.rubi.cat/@@site-logo/ajuntament-de-rubi.svg

El Ayuntamiento de Rubí amplía la red de fibra óptica y modifica su trazado

El FEOSL subvenciona con 726.500 € cinco proyectos de innovación y nuevas tecnologías entre los que se encuentran las obras que ya se han iniciado para instalar cámaras de videovigilancia en dos zonas peatonales.
Los 19 proyectos que se harán a lo largo de este año con financiación del FEOSL son actuaciones que, mayoritariamente, no alterarán el ritmo habitual de los barrios. La excepción puede producirse en los 3 proyectos de ampliación de la red de fibra óptica entre diferentes edificios municipales, como el Instituto Municipal de Promoción Económica y Social (IMPES), el Mercado Municipal, el nuevo centro deportivo de La Llana o la Masía de Can Serra, que podrían iniciarse la próxima semana.

Se trata de proyectos de fácil ejecución, pero que requieren de una obra civil que puede comportar algunas molestias a la ciudadanía y, en especial, a los vecinos. Y es que para instalar la fibra óptica es necesario levantar el pavimento de aceras y calzadas, lo que puede suponer el corte puntual de algunas calles y la pérdida provisional de puestos de aparcamientos.

La finalidad de esta actuación es transformar la actual red lineal y disponerla en forma de anilla, de manera que las posibles averías no repercutan en toda la red. Hasta ahora había 2 líneas ubicadas en forma de 'T'. El servidor estaba situado en uno de los extremos de la red, lo que dejaba sin servicio el resto de edificios conectados desde el punto de la avería hasta el final de la línea.

Además de modificar el trazado, el Ayuntamiento también ampliará la red con el objetivo de conectar varios edificios municipales que actualmente no disponen del servicio de fibra óptica, como la Masía de Can Serra o el nuevo centro deportivo de La Llana. El hecho de que la fibra óptica llegue a estos dos equipamientos es especialmente importante, ya que por primera vez se salta la barrera de la riera y se abre la posibilidad de extenderla a los polígonos industriales del municipio.

Cada proyecto comprende un tramo de actuación diferenciado. Dos de ellos han sido adjudicados a empresas rubinenses. Se trata de los tramos IMPES-Mercado Municipal (adjudicado a Proyectos y Excavaciones Rubí SL por un importe de 173,526.93 €) y Masía Can Serra-La Llana (adjudicado a Hercal diggers SL por valor de 210,603.85 €). El tercer tramo, que permitirá enlazar el Área de Ecología Urbana y Seguridad con la nueva Biblioteca, lo ejecutará la empresa Cobra Instalaciones y Servicios SA por un importe de 221,854.97 €.

El FEOSL también subvenciona el proyecto de instalación de equipos y sistemas de comunicaciones para el nuevo edificio de dependencias municipales y atención ciudadana y la nueva Biblioteca municipal. Estos trabajos han sido adjudicados a la empresa S3I SL por un importe de 63.768,30 euros.

Uno de los objetivos de este proyecto es dotar al nuevo edificio de servicios municipales de la calle Narcís Menard, donde también se ubicará la Oficina de Atención Ciudadana (OAC), de la infraestructura necesaria para la conexión de teléfono e internet. Se trata de un edificio completamente nuevo que se ha construido con una inversión de 1 .200.000 euros subvencionados por el Fondo Estatal de Inversión Local (FEIL), cuyas obras se han recepcionado recientemente.

El nuevo edificio de la Biblioteca Mestre Martí Tauler, situado en la calle Aribau e inaugurado el pasado 30 de enero, también se beneficiará de esta inversión del FEOSL para adecuar los servicios de recepción de telefonía e internet.

El último proyecto relacionado con la modernización tecnológica contempla la mejora de la seguridad vial en las zonas peatonales a partir de la instalación de cámaras de videovigilancia y reconocimiento de matrículas en los cruces entre las calles San Isidre y Magí Ramentol y entre San Miguel y Mestre Feliu. Los trabajos, que se han iniciado esta semana, han sido adjudicados a la empresa BC Sistemas de Comunicación SL por un importe de 56.702,12 euros.

Con estos dos puntos de control, el Ayuntamiento prevé eliminar el tráfico innecesario en las islas de peatones (con calles estrechas), preservar el espacio de aparcamiento para los vecinos y controlar el acceso a estas zonas.

En cada uno de estos puntos se instalarán 2 cámaras. Una de ellas será fija y permitirá identificar las matrículas de los diferentes vehículos que circulen por la zona. La otra cámara será robotizada y permitirá el control general del tráfico. Los datos e imágenes captadas por el sistema de videovigilancia se incorporarán a la central de control de tráfico, ubicada en la comisaría de la Policía Local.
Esta acción se suma a otro proyecto ya planificado y presentado recientemente para instalarlas en la isla de peatones de la avenida de Barcelona y el paseo de Francesc Macià.