Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

47 comercios locales reciben los resultados de una auditoría realizada dentro del proyecto Rubí Brilla La iniciativa Comerç sostenible ha permitido evaluar la eficiencia energética, la gestión de residuos y los productos de estos establecimientos https://www.rubi.cat/@@site-logo/ajuntament-de-rubi.svg

47 comercios locales reciben los resultados de una auditoría realizada dentro del proyecto Rubí Brilla

La iniciativa Comerç sostenible ha permitido evaluar la eficiencia energética, la gestión de residuos y los productos de estos establecimientos
Los 47 establecimientos inscritos en el proyecto Comerç Sostenible, dentro de la iniciativa municipal de fomento de la eficiencia energética y las energías renovables Rubí Brilla, han comenzado a recibir los resultados de la auditoría que pasaron entre los meses de septiembre de 2013 y enero de 2014. El estudio, realizado con la colaboración de alumnos de la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC), analiza la situación de estos comercios en cuanto a eficiencia energética, gestión de residuos y producto, e incluye una serie de propuestas para mejorar los resultados.

En función de los datos obtenidos, los establecimientos participantes han sido clasificados en diferentes categorías (rubí, oro, plata y bronce) que indican la calidad de sus prácticas en los tres ámbitos analizados.

En cuanto a la cuestión energética, queda demostrado que los comercios tienen bastante margen de mejora: 24 establecimientos (51%) han recibido la distinción más baja, el bronce, otros 21 (45%) han sido clasificados como plata, y sólo dos (4%) han conseguido el oro. Al entrar en el detalle de los datos, se evidencia que ningún comercio consume energía verde certificada, que sus sistemas de iluminación son en general poco eficientes (sólo diez establecimientos han recibido la distinción de oro o rubí en este apartado) y que pueden ahorrar mucho en su consumo de agua. En cambio, se registran buenos resultados en cuanto al ahorro energético en climatización y a la clasificación energética de los equipos instalados. Por otra parte, los datos son excelentes en cuanto a aislamiento térmico de los edificios, ya que la mayoría de establecimientos disponen de elementos como el doble acristalamiento o las cortinas de aire sin resistencia, que les permiten mantener una buena temperatura en el local sin necesidad de un gran consumo energético.

El ámbito en el que los comercios locales obtienen mejores resultados es el de gestión de residuos, ya que todos separan la basura para su correcto reciclaje y muchos de ellos también intentan prevenir la generación de residuos mediante la entrega de bolsas reutilizables a los clientes, el fomento de las reparaciones y el uso de papel reciclado, entre otros. Estas buenas prácticas hacen que 44 establecimientos (94%) hayan sido distinguidos como rubí en este ámbito y que los otros tres (6%) sean oro.

En último término, con respecto al producto, las auditorías sólo otorgan una distinción de oro (2%), mientras que 21 establecimientos (48%) han sido clasificados como bronce y 18 (41%) como plata. Estos datos reflejan que hay pocos establecimientos que comercialicen productos de proximidad y aún menos que utilicen o vendan productos ecológicos o de comercio justo. En cambio, la mitad de los comercios analizados han recibido una puntuación positiva por facilitar información de sus productos a los consumidores.

Objetivo: mejorar los resultados

Durante este mes de marzo, los comercios participantes en el proyecto Comerç Sostenible recibirán un informe personalizado con los resultados obtenidos en la auditoría y toda una serie de propuestas para mejorarlos. El objetivo del equipo de Rubí Brilla es ayudar a los establecimientos a implementar estas acciones a lo largo de este semestre y que, durante la segunda mitad del año, los comercios se sometan a un segundo estudio. Los resultados que se obtengan definirán los distintivos que recibirán finalmente los establecimientos y que pasarán a lucir en forma de pegatinas en sus escaparates. Todo ello con el objetivo final de mejorar la sostenibilidad de los comercios pero también su competitividad y, por tanto, sus ventas.

Entre las propuestas y recomendaciones que se están haciendo llegar a los comerciantes, hay cuestiones básicas como cerrar la puerta de acceso al local para hacer una gestión más eficiente de la temperatura, instalar cisternas con doble descarga o pintar la fachada de un color claro en caso de tener que hacer mejoras en el establecimiento. También se informa a los comerciantes de las ayudas que pueden solicitar al Ayuntamiento para hacer reformas en sus locales y que pueden servir, por ejemplo, para instalar luces LED, o de la posibilidad de contratar energía verde certificada.

Estas recomendaciones se complementan con la programación de tres cursos sobre cuestiones energéticas dirigidos a los 47 comercios participantes en el proyecto. El primero se dedicará a la contabilidad energética, el segundo se centrará en las buenas prácticas y el último abordará el tema de la monitorización. Además, también se ofrecerá formación abierta a todo el tejido comercial sobre energía y prevención y reciclaje de residuos.

El proyecto Comerç Sostenible está subvencionado por la Unión Europea a través del programa MED, que financia acciones de cooperación transnacional en el Mediterráneo.