Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

3.810 personas pasan por el Servei d'Impuls a l'Ocupació durante el 2013 En agosto del año pasado, el antiguo IMPES se disolvió para pasar a formar parte del Ayuntamiento bajo el nombre de SIO https://www.rubi.cat/@@site-logo/ajuntament-de-rubi.svg

3.810 personas pasan por el Servei d'Impuls a l'Ocupació durante el 2013

En agosto del año pasado, el antiguo IMPES se disolvió para pasar a formar parte del Ayuntamiento bajo el nombre de SIO
El Servei d'Impuls a l'Ocupació (SIO) del Ayuntamiento de Rubí cerró el 2013 con 3.810 usuarios diferentes, que se repartieron en sus tres ámbitos de actuación: la Oficina d'Informació i Orientació, el Oficina de Formació y la Oficina d'Inserció. La persistencia de la crisis económica hizo que se mantuviera el alto volumen de personas que se dirigieron a este servicio con el objetivo de encontrar trabajo o mejorar sus condiciones laborales.

El 1 de agosto de 2013, el antiguo Institut Municipal de Promoció Econòmica i Social (IMPES) se disolvió y subrogó toda su actividad, personal y patrimonio al Ayuntamiento de Rubí. Bajo la nueva denominación de SIO, el servicio ha mantenido los mismos programas y proyectos desarrollados durante los 21 años anteriores, ahora integrado en el área de Planificació Estratègica, Promoció Econòmica i Govern.

Mejorar la empleabilidad de las personas, especialmente de aquellas con mayor dificultad de acceso y permanencia en el mercado laboral, es el eje fundamental de todas las actuaciones que lleva a cabo el SIO. Un objetivo que se persigue a través de la información, orientación y acompañamiento a las personas en el diseño de su itinerario personalizado de inserción profesional; el impulso y refuerzo de la formación; y la interrelación de las ofertas de trabajo con las demandas de empleo.

Durante la presentación del balance de 2013, el concejal de Promoció Econòmica i Treball, Jaume Buscallà, ha declarado que el SIO evidencia 'el compromiso inequívoco del Ayuntamiento con la promoción económica y el empleo' y con el hecho de que esta ocupación 'venga dada por una buena calificación profesional y un buen acompañamiento'. El responsable municipal ha hecho especial incidencia en el esfuerzo que ha hecho el Consistorio para ofrecer a través de este servicio municipal una oferta formativa adaptada a las necesidades reales de la ciudadanía y de las empresas: 'Nuestra hoja de ruta no ha cambiado, sabemos leer lo que pasa en nuestro territorio y qué necesitan el ciudadano y las empresas'.

Diversidad de servicios y alto volumen de usuarios
La Oficina d'Informació i Orientació se creó como un recurso de intervención y acercamiento a los colectivos desocupados. Durante el 2013, 3.026 personas diferentes fueron atendidas por su Servicio de primera acogida, que recibió un total de 4.070 visitas. En cuanto al Taller de búsqueda de empleo, sumó 9.102 visitas y 743 personas asistieron a sus sesiones informativas. La Oficina también atendió a 29 personas que buscaban información y orientación sobre el procedimiento de acreditación de competencias. En último término, se gestionaron seis contratos dentro de los planes de empleo desarrollados en El Pinar, y 51 itinerarios personalizados en el marco del Dispositivo de Inserción Sociolaboral de ese mismo barrio.

La Oficina de Formació, uno de los servicios con más arraigo del SIO, ofrece dos tipos de acciones: programas para la cualificación profesional y programas para la adquisición de experiencia laboral. En cuanto a los primeros, en 2013 se llevaron a cabo 51 acciones de Formació d'Oferta en Àrees Professionals Prioritàries (FOAP), agrupadas en siete certificados de profesionalidad y dos cursos de especialidad en idiomas, que contaron con la participación de 815 alumnos.

Para poder ofrecer certificados de profesionalidad, el SIO tuvo que adaptar sus instalaciones en función de los requerimientos fijados por la Generalitat de Catalunya. Gracias a este esfuerzo de inversión, este año el servicio está homologado para impartir seis más. Por otro lado, una parte de la formación propia del Ayuntamiento que se ofrecerá en 2014 se ceñirá igualmente a los parámetros de los certificados de profesionalidad de la Generalitat.

También en el ámbito formativo, el SIO ofreció 25 cursos entre abril y diciembre de 2013 gracias a la aportación del Plan de medidas anticrisis. En cuanto al SEFED, el programa de Simulación de Empresas con Finalidades Educativas, dio muestras de su consolidación con la participación de 68 alumnos, que se repartieron en cuatro cursos de 890 horas. En el marco de esta acción, 34 personas realizaron prácticas externas en un total de 22 empresas.

En cuanto a los programas para la adquisición de experiencia laboral, se aprobó un módulo de ayudante de cocina para ocho personas dentro del proyecto Treball als barris. También se puso en marcha el programa Joves per l'Ocupació (JPO) y se avanzó en la consolidación del Consejo de la Formación Profesional mediante la creación de dos grupos de trabajo.

El tercer ámbito de actuación del SIO, la Oficina d'Inserció, tiene como objetivo conciliar la búsqueda de empleo de las personas inscritas con la tramitación de ofertas de trabajo de empresas de Rubí y su área de influencia. La Bolsa de Trabajo gestionó un total de 1.899 atenciones durante el 2013, superando ampliamente los objetivos iniciales, dio de alta a 763 usuarios, tramitó 168 ofertas (un 7% más que en 2012), y cerró el año con 134 personas insertadas. Al pasado ejercicio, este servicio registró 42 nuevas empresas colaboradoras, sumando un total de 91.

También se incrementó notablemente con respecto a las previsiones iniciales el número de usuarios inscritos en el Portal web de ocupación (www.rubiocupacio.cat/borsadetreball), con un total de 1.464 personas apuntadas y 55 ofertas publicadas.

Los datos de estos servicios indican que ha disminuido el número de usuarios que están en paro (un 89,54% en 2013 frente al 93,11% de 2012), mientras que se han incrementado las personas que buscan una mejora de trabajo. Por otra parte, la construcción ha dejado de ser el sector profesional más demandado, superado ahora por los trabajos de oficina. Otras conclusiones que se extraen del balance del 2013 es que cada vez más las empresas buscan trabajadores con experiencia, como lo demuestra la edad de las personas insertadas, y que ha aumentado de forma considerable el número de compañías colaboradoras, gracias a el trabajo de prospección que se realiza conjuntamente con la Oficina de Serveis a l'Empresa (OSE) y la búsqueda de ofertas laborales.

En el ámbito de la inserción, el SIO también se encarga de gestionar la Oficina Tècnica Laboral (OTL), un servicio que tiene como objetivo fomentar el acceso y la permanencia en el mercado laboral de las personas con trastornos de salud mental. Durante el 2013, la OTL contó con la participación de 105 personas (un 78% de Rubí, un 20% de Sant Cugat y un 2% de Castellbisbal), hizo un total de 1.341 actuaciones y atendió a 19 empresas.