Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

Vivienda llevará a Pleno la solicitud para declarar Rubí área con mercado de vivienda tensa Según ha anunciado la regidora de Vivienda, Ànnia García Moreno, Proursa ya ha iniciado 19 denuncias por el incumplimiento de las obligaciones recogidas a la Ley 11/2020 de moderación y contención de los precios de alquiler https://www.rubi.cat/es/actualidad/noticias/vivienda-llevara-a-pleno-la-solicitud-para-declarar-rubi-area-con-mercado-de-vivienda-tensa/@@images/image/preview

Vivienda llevará a Pleno la solicitud para declarar Rubí área con mercado de vivienda tensa

Según ha anunciado la regidora de Vivienda, Ànnia García Moreno, Proursa ya ha iniciado 19 denuncias por el incumplimiento de las obligaciones recogidas a la Ley 11/2020 de moderación y contención de los precios de alquiler
La regidora de Vivienda durante la rueda de prensa (foto: Ayuntamiento de Rubí – Localpres).
La regidora de Vivienda durante la rueda de prensa (foto: Ayuntamiento de Rubí – Localpres)

El Servicio de Vivienda del Ayuntamiento llevará al Pleno municipal de este mes de mayo la solicitud para que la Generalitat de Cataluña vuelva a declarar Rubí área con mercado de vivienda tensa. La renovación de esta condición permitiría seguir aplicando las obligaciones recogidas a la Ley 11/2020 de moderación y contención de los precios de alquiler.

Según la normativa aprobada el año pasado, en los municipios considerados áreas con mercado de vivienda tensa hay que aplicar el índice de precios de alquiler en los nuevos contratos y renovaciones. Esta referencia, además, debe constar en todos los anuncios de viviendas de alquiler. En Rubí, la sociedad municipal Proursa ha iniciado en los últimos meses hasta 19 denuncias a través de la Agencia Catalana de Consumo por el incumplimiento de estas obligaciones en varios anuncios de portales inmobiliarios. La ley obliga también a aplicar los precios de las rentas según el índice de referencia; y en el caso de renovaciones, la referencia es el precio del contrato anterior con una subida, como mucho del IPC.

La declaración de área con mercado de vivienda tensa tiene una vigencia de un año desde la publicación de la Ley 11/2020 de moderación y contención de los precios de alquiler. Por este motivo, el próximo mes de septiembre, los municipios que quieran seguir aplicando la normativa tendrán que solicitar la renovación de esta consideración.

Para justificar la solicitud de renovación, el Servicio de Vivienda ha elaborado un informe que recoge los datos más significativos sobre la situación del mercado de la vivienda en la ciudad y que demuestra que Rubí cumple los tres requisitos para la aplicación del área con mercado de vivienda tensa, a pesar de que la normativa solo exige que se cumpla uno para justificar la declaración. El primer requisito que marca la ley para declarar un municipio área con mercado de vivienda tensa es que la media del precio de los alquileres experimente un crecimiento sostenido claramente superior al de la media del territorio de Cataluña. En el caso de Rubí, estos precios han aumentado significativamente en el periodo 2014-2020, logrando una subida del 44,28%, muy por encima del aumento medio de Cataluña, que en el mismo periodo fue de un 36,10%. El segundo requisito para recibir esta consideración es que la carga del coste del alquiler de la vivienda en el presupuesto personal o familiar supere de media el 30% de los ingresos habituales de los hogares, o que la media del precio de los alquileres de vivienda supere el 30% de la renta media de las personas menores de 35 años. En la ciudad, según la Renta Bruta Familiar Disponible, el coste del alquiler representaba de media en 2019 el 46,64% de los ingresos. Finalmente, el tercer requisito es que el precio de los alquileres de vivienda haya experimentado, en los cinco años anteriores al momento de la declaración, un crecimiento interanual acumulado de como mínimo tres puntos porcentuales por encima de la tasa interanual del índice de precios al consumo de Cataluña. En Rubí, en los cinco años anteriores a 2021, este aumento acumulado del precio del alquiler fue de un 33,76%, mientras que el aumento acumulado del IPC en Cataluña fue solo del 4,6%.

El acuerdo que se llevará a Pleno representa el inicio del trámite para la ampliación de la declaración de área con mercado de vivienda tensa para un periodo de cinco años. Este periodo, sumado al año de vigencia, representa el cumplimiento de una de las acciones que constan en el Plan local de vivienda 2021-2027 en relación a la implementación de medidas por la contención de precios de alquiler.

La regidora Ànnia García Moreno ha valorado los efectos de la Ley 11/2020 de moderación y contención de los precios de alquiler a Rubí. Según los datos del último trimestre de 2020, el primero de vigencia de la norma, el precio medio de alquiler se redujo un 1,89% respecto al tercer trimestre del mismo año, pasando de 702,26 € a 689,02 €. A pesar de que se trata de una variación pequeña que habrá que ver como evoluciona, la regidora de Vivienda afirma que la tendencia es buena y constata “que con el tiempo veremos qué efecto tiene para las familias, el que ya es seguro es que la ley da transparencia al mercado de la vivienda obligando a incluir referencias en las comunicaciones que permiten que la ciudadanía valore si el precio es el adecuado o no”.

Reallotgem.cat
El Servicio de Vivienda, en coherencia con el que marca el Plan local de vivienda, está trabajando para generar opciones de vivienda asequible a través de diferentes vías. Dentro de estas, está el programa Reallotgem.cat, que impulsa la Agencia de la Vivienda de Cataluña con el objetivo de alojar familias que tienen informe favorable de la Mesa de emergencias.

El Ayuntamiento ha iniciado la búsqueda de pisos vacíos para ponerlos en alquiler dentro de este programa. Las personas propietarias que estén interesadas pueden ponerse en contacto con la Oficina Local de Vivienda a través del correo mml@ajrubi.cat.

Reallotgem.cat es un programa de captación de pisos vacíos que ofrece facilidades tanto a las personas titulares de los inmuebles como a los locatarios. La Agencia de la Vivienda de Cataluña paga por avanzado el importe equivalente a 18 mensualidades con el objetivo de animar las personas propietarias a arrendarlos y, a la vez, ayudar aquellos que, como consecuencia de la crisis sanitaria, necesitan una vivienda de alquiler.