Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

Unos sesenta ciudadanos forman parte del Banco de los Idiomas de Rubí Este mes de junio ha finalizado el primer período de actividad de esta iniciativa de intercambios lingüísticos, impulsada por la Biblioteca, la Torre Bassas y el Ateneu https://www.rubi.cat/es/actualidad/noticias/unos-sesenta-ciudadanos-forman-parte-del-banco-de-los-idiomas-de-rubi/@@images/image/preview

Unos sesenta ciudadanos forman parte del Banco de los Idiomas de Rubí

Este mes de junio ha finalizado el primer período de actividad de esta iniciativa de intercambios lingüísticos, impulsada por la Biblioteca, la Torre Bassas y el Ateneu
Un total de doce parejas y grupos han protagonizado encuentros lingüísticos en el marco del Banco de los Idiomas.
Un total de doce parejas y grupos han protagonizado encuentros lingüísticos en el marco del Banco de los Idiomas

El Banco de los Idiomas de Rubí ha cerrado su primer período de actividad con un total de 66 miembros. Esta iniciativa de intercambios lingüísticos, impulsada desde la Biblioteca Municipal Mestre Martí Tauler, el Espai Jove Torre Bassas y el Ateneu Municipal, se puso en marcha en octubre del año pasado con el objetivo de propiciar puntos de encuentro entre personas interesadas en conversar, practicar, aprender y compartir nuevas lenguas.

El Banco de los Idiomas ha recogido los intereses de aprendizaje lingüístico de sus miembros alrededor de diez lenguas ─especialmente el inglés, el francés, el alemán y el catalán─, así como las capacidades para apoyar la enseñanza de un total de ocho idiomas. En este caso, han destacado el catalán y el castellano muy por encima de otras lenguas como el inglés, el francés, el alemán y el árabe. A pesar de no ser de los más demandados, también se han recogido intereses relativos a otros idiomas no tan cercanos geográficamente pero con mucha relevancia en el ámbito internacional, como el ruso o el chino.

Gracias a una serie de criterios de compatibilidad recogidos en las inscripciones ─idioma de interés, nivel de dominio y disponibilidad horaria─ se han podido propiciar puntos de intercambio lingüístico a un 42% de los inscritos en el Banco de los Idiomas. Estos contactos han derivado en una docena de parejas y pequeños grupos que han funcionado a lo largo de estos meses con diferentes regularidades.

A finales de diciembre se celebró un primer encuentro de seguimiento de esta iniciativa en el Ateneu Municipal. En esa reunión, las parejas y grupos en funcionamiento compartieron sus experiencias y acordaron, junto con los impulsores del Banco del Idiomas, llevar a cabo un seguimiento del proyecto para detectar las posibles necesidades de funcionamiento.

Ha sido gracias a esta comunicación con los participantes que se han detectado ciertas dificultades, como la complejidad a la hora de encontrar compatibilidades y poner en contacto nuevas parejas y grupos de acuerdo a los criterios establecidos inicialmente; la necesidad de dotar a los participantes de elementos de dinámica del aprendizaje y de la conversación ─material práctico y ejercicios de apoyo─, o bien la dificultad de fijar un compromiso de encuentro periódico.

Programa Aprenem
Fruto de este balance conjunto, los organizadores del Banco de Idiomas han explorado nuevos modelos de intercambio que permitan abordar estas carencias sin perder el carácter comunitario del proyecto. Con este objetivo, el Banco de los Idiomas se sumará al programa Aprenem, una iniciativa comunitaria que ya funciona con éxito en diferentes equipamientos de proximidad de la comarca y que ha desarrollado una metodología de aprendizaje basada en la lectura y la conversación en grupo según diferentes niveles de dominio de la lengua.

En septiembre, el Banco de los Idiomas convocará una sesión informativa para presentar la nueva metodología de funcionamiento, a raíz de la cual se llevará a cabo la configuración de los nuevos grupos lingüísticos.