Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

Rubí se beneficiará de un nuevo sistema para gestionar la distribución de alimentos solidarios La alcaldesa y la concejala del Área de Servicios a las Personas han visitado el local de ASAV, una de las entidades locales que disponen de una despensa de alimentos coordinado con el Ayuntamiento https://www.rubi.cat/es/actualidad/noticias/rubi-se-beneficiara-de-un-nuevo-sistema-para-gestionar-la-distribucion-de-alimentos-solidarios/@@images/image/preview

Rubí se beneficiará de un nuevo sistema para gestionar la distribución de alimentos solidarios

La alcaldesa y la concejala del Área de Servicios a las Personas han visitado el local de ASAV, una de las entidades locales que disponen de una despensa de alimentos coordinado con el Ayuntamiento
La alcaldesa y la concejala del Área de Servicios a las Personas, con Eduardo Asensio (foto: Localpres).
La alcaldesa y la concejala del Área de Servicios a las Personas, con Eduardo Asensio (foto: Localpres)

Rubí implementará próximamente el sistema informático eQuàliment, diseñado para gestionar la distribución de alimentos solidarios de manera eficiente, equitativa y transparente. La herramienta estará a disposición de los Servicios Sociales municipales y de las entidades locales que gestionan despensas de alimentos en coordinación con el Ayuntamiento: Frater-Nadal y ASAV.

eQuàliment es una aplicación informática con la que se puede gestionar el ciclo completo de la distribución de alimentos solidarios, desde la prescripción del servicio a los beneficiarios, la organización de las entregas y la gestión de stocks, hasta la generación de justificantes, el tratamiento de incidencias o la generación de estadísticas. Su implementación conlleva múltiples beneficios para los agentes que intervienen en el proceso, entre los que figuran la objetivación de bases de datos de beneficiarios, la optimización de recursos materiales, la mejora de la calidad asistencial, la equidad en el servicio y la mayor transparencia.

Actualmente, Rubí dispone de dos servicios de reparto de alimentos gestionados por entidades locales donde se atiende a personas derivadas por los Servicios Sociales del Ayuntamiento. Frater-Nadal, vinculada a la Iglesia Evangélica de Rubí, reparte productos a un total de 950 familias con periodicidad mensual. Por su parte, ASAV trabaja con 70 familias, que semanalmente pueden recoger alimentos en su tienda solidaria. Este 2018, el Ayuntamiento destinará un total de 63.200 € a subvencionar estos servicios.

Ninguna persona sin atención
La alcaldesa, Ana María Martínez, y la concejala del Área de Servicios a las Personas, Marta García, han visitado este martes el local de ASAV, situado en la calle Lumière, para conocer de primera mano la labor que desarrolla esta entidad tanto en el ámbito del apoyo alimentario como de la formación, el apoyo escolar y la búsqueda de vivienda, entre otros. La máxima responsable municipal ha aprovechado la ocasión para poner de relieve el buen trabajo que hacen las entidades locales en coordinación con el Ayuntamiento: "Gracias a este trabajo conjunto de los Servicios Sociales y las entidades, podemos dar respuesta a todas las familias que necesitan apoyo alimentario. Podemos decir que en estos momentos no hay nadie desatendido en Rubí".

La alcaldesa también ha recordado que "el servicio que se ofrece a través de las despensas de alimentos se complementa con otras acciones que tienen también por objetivo garantizar la cobertura de esta necesidad básica". Este es el caso de los casales infantiles de agosto, que se reeditarán este año gracias a una aportación municipal de 15.000 €; o de los comedores sociales ubicados en el Casal de Ca n'Oriol y los dos centros de personas mayores públicos de la ciudad, a los que el Ayuntamiento destinará 57.840 € este 2018. Aparte de estos servicios, el consistorio también desarrolla una política de ayudas directas en concepto de alimentación que el año pasado supuso un gasto de 144.553 €, así como la concesión de ayudas de comedor escolar por valor de 450.000 € en 2018.