Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

Las escuelas de Rubí ahorran en energía casi el doble que el curso anterior El proyecto 50/50, impulsado por el Ayuntamiento dentro de la iniciativa Rubí Brilla, se convierte en un éxito en su segundo año de aplicación https://www.rubi.cat/es/actualidad/noticias/las-escuelas-de-rubi-ahorran-en-energia-casi-el-doble-que-el-curso-anterior/@@images/image/preview

Las escuelas de Rubí ahorran en energía casi el doble que el curso anterior

El proyecto 50/50, impulsado por el Ayuntamiento dentro de la iniciativa Rubí Brilla, se convierte en un éxito en su segundo año de aplicación
El equipo de Rubí Brilla entregando el diploma y la placa del proyecto 50/50 a la Escuela Mossèn Cinto.
El equipo de Rubí Brilla entregando el diploma y la placa del proyecto 50/50 a la Escuela Mossèn Cinto

Las escuelas de la ciudad han conseguido durante el curso 2013-2014 un ahorro energético de 93.370 € (23,09%) gracias al proyecto 50/50, impulsado por el Ayuntamiento de Rubí. Esta cifra representa casi el doble de los 57.369 € (13%) ahorrados el curso anterior.

En el marco de este proyecto, los centros educativos se comprometen a reducir su gasto energético, mientras el Consistorio devuelve la mitad del ahorro conseguido en forma de subvención directa. La otra parte del dinero lo invierte el Ayuntamiento en proyectos de eficiencia energética con el objetivo de seguir aumentando el ahorro en los centros educativos.

Desde su puesta en marcha el curso 2012-2013, la iniciativa ha contado con la participación de once de las trece escuelas públicas de Rubí, que han conseguido importantes reducciones de su gasto energético gracias a la implementación de medidas muy sencillas, tales como el establecimiento de protocolos de encendido y apagado de luces y aparatos, la regulación del horario de la calefacción, la eliminación de puntos de luz innecesarios, el control del agua para detectar posibles fugas o el correcto aislamiento de puertas y ventanas.

El éxito de este proyecto se fundamenta, sobre todo, en la alta implicación tanto de los alumnos como del personal de la escuela. Así, en cada centro educativo se crea un equipo energético formado por un representante del servicio de Educació del Ayuntamiento, profesores, alumnos, miembros de la AMPA, personal de comedor y del servicio de limpieza y el conserje de la escuela, asesorados por los técnicos del proyecto Rubí Brilla. La función de este equipo es hacer seguimiento del proyecto y calcular los ahorros conseguidos. También se crea la figura del responsable energético, que es un alumno de cada clase encargado de comprobar que todas las luces están apagadas cuando finaliza la jornada escolar o que los aparatos electrónicos no quedan en stand-by, entre otros.

Las acciones realizadas durante el curso pasado han significado en algunas ocasiones ahorros energéticos superiores al 40%, como en el caso de las escuelas Pau Casals (45,03%), Joan Maragall (44,20%), Montessori (40,93% ) y Schola (40,69%). En total, 93.370 € de reducción que comportarán subvenciones directas por un valor total de 46.685 € y esta misma cantidad en inversiones para la implementación de mejoras energéticas. El año pasado, el Consistorio destinó este dinero a hacer actuaciones como la sectorización de sistemas de calefacción, la instalación de dobles puertas o la mejora de sistemas de riegos.

Un proyecto de éxito
El 50/50 es una de las acciones mejor valoradas dentro de la iniciativa de fomento de la eficiencia energética y las energías renovables Rubí Brilla. Después de dos años de funcionamiento, los buenos resultados obtenidos confirman que el proyecto ha tenido una gran aceptación en las escuelas, que se han implicado en él de manera decidida. Precisamente para agradecer esta buena disposición, el Ayuntamiento les entregó el pasado 10 de octubre, durante el 1er Congreso nacional Rubí Brilla por el cambio de modelo energético, un diploma y una placa que las reconoce como escuelas energéticamente sostenibles.

Este curso, son doce los centros que forman parte del proyecto 50/50, ya que se ha sumado la Escuela Ramon Llull. Además, el Ayuntamiento ha comenzado a trabajar para ampliar esta iniciativa a las entidades deportivas de la ciudad.