Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

La recuperación de la fuente de Can Moritz y de su entorno enriquece a la comunidad y a la ciudad Esta es una de las conclusiones del estudio sobre el impacto que esta intervención ha tenido sobre la salud y el bienestar de las personas https://www.rubi.cat/es/actualidad/noticias/la-recuperacion-de-la-fuente-de-can-moritz-y-de-su-entorno-enriquece-a-la-comunidad-y-a-la-ciudad/@@images/image/preview

La recuperación de la fuente de Can Moritz y de su entorno enriquece a la comunidad y a la ciudad

Esta es una de las conclusiones del estudio sobre el impacto que esta intervención ha tenido sobre la salud y el bienestar de las personas
La fuente de Can Moritz se ha recuperado para el disfrute de la ciudadanía (foto: Ayuntamiento de Rubí - Localpres).
La fuente de Can Moritz se ha recuperado para el disfrute de la ciudadanía (foto: Ayuntamiento de Rubí - Localpres)

La fuente de Can Moritz y su entorno vuelven a estar a disposición de la ciudadanía después de que el Ayuntamiento, con la colaboración del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal) y del máster en Intervención y Gestión del Paisaje y el patrimonio de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), haya impulsado su recuperación. La restauración del espacio que rodea la fuente es un ejemplo de implicación de una comunidad local en la recuperación de un entorno con múltiples valores.

En 2017, ISGlobal, uno de los centros de investigación que integran el proyecto internacional de investigación BlueHealth, escogió la fuente de Can Moritz para evaluar el impacto que ciertas intervenciones en los denominados espacios azules (ríos, lagos, mares, fuentes, etc.) tienen sobre la salud y el bienestar de las personas. Ahora, el trabajo A Transdisciplinary Approach to recovering Natural and Cultural Landscape and Place Identification: A Case Study of Can Moritz Spring (Rubí, Spain), que cuenta con la rubinense Mireia Gascón como una de sus autoras principales, se ha publicado en el International Journal of Environmental Research and Public Health.

El estudio concluye que la falta de conciencia de los habitantes de la zona sobre la existencia de la fuente era un obstáculo para que la comunidad pudiera valorar su potencial y el del paisaje adyacente como un factor de mejora para la salud y el bienestar. El proceso fue intensamente participativo, con la realización de encuestas sobre la percepción de la comunidad, el sentido de pertenencia y el uso del espacio antes y después de planificar e implementar la intervención. A partir de ahí, el proceso de trabajo sobre este elemento singular y característico del entorno, la planificación de las zonas de intervención, la mejora de la calidad paisajística y la propuesta de intervención estratégica permitieron recuperar un espacio que enriquece a la comunidad y a la ciudad.

La actuación pone de relieve la importancia de los espacios verdes relacionados con cursos de agua y fuentes ─conocidos como espacios azul-verdes─ como puntos de encuentro social. Este uso tradicional de los espacios de ocio colectivo ha caído en el olvido en muchos casos. La intervención integral en la fuente de Can Moritz recupera esta oportunidad para la socialización ligada con la naturaleza, con una fórmula de promoción del bienestar y la salud de máxima coherencia con los objetivos de desarrollo sostenible. 

 

Una pieza de gran valor patrimonial

La fuente de Can Moritz, situada en el torrente de Can Matarí (Castellnou), tiene un especial interés arquitectónico y patrimonial. Fue construida en 1922 por la familia de Louis Moritz, fundador de la empresa de cervezas Moritz, que disponía de una casa de veraneo en la zona. Con el paso del tiempo, la construcción había quedado escondida bajo la vegetación del torrente de Can Matarí.

Fue a raíz de unos trabajos de limpieza de bosques, llevados a cabo entre finales de 2014 y 2015, que la fuente quedó al descubierto. Fue entonces cuando se decidió intervenir en este espacio. La actuación fue posible gracias a la colaboración del vecindario, de entidades como Rubí d'Arrel y de la participación del Ayuntamiento de Rubí.

El Consistorio arregló el talud del lado de la fuente, creó una pasarela, reparó el conducto por donde pasa el agua y restauró el manantial. Por su parte, el proyecto BlueHealth se centró en el entorno de la fuente. Concretamente, diseñaron la adecuación de la explanada, ya que esta fue una de las zonas peor calificadas por el vecindario durante el proceso de participación. Teniendo en cuenta que el elemento principal del proyecto BlueHealth es el agua, se llevó a cabo una intervención con materiales naturales existentes en la zona. Así, diseñaron un "camino de burbujas azules" que une la zona de estacionamiento delante de la explanada con la zona donde el Ayuntamiento ubicó la pasarela de acceso a la fuente. También se plantaron almendros y otras especies locales, como pinos y encinas, entre otros. La intervención también incluyó la colocación de una valla para limitar el acceso de los vehículos motorizados a la zona y la instalación de dos mesas de pícnic y papeleras. El Ayuntamiento realiza el mantenimiento del entorno de la fuente con personal de la Font del Ferro.

La fuente de Can Moritz es uno de los puntos de interés en la Red de itinerarios naturales impulsada por Rubí d'Arrel y el Centro Excursionista de Rubí (CER) en colaboración con el Ayuntamiento.