Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

La campaña informativa para erradicar los excrementos de perro de la vía pública se traslada a los barrios Las agentes por el civismo repartirán material informativo entre la ciudadanía, mientras que la Policía Local volverá a intensificar la vigilancia en los llamados "puntos negros" https://www.rubi.cat/es/actualidad/noticias/la-campana-informativa-para-erradicar-los-excrementos-de-perro-de-la-via-publica-se-traslada-a-los-barrios/@@images/image/preview

La campaña informativa para erradicar los excrementos de perro de la vía pública se traslada a los barrios

Las agentes por el civismo repartirán material informativo entre la ciudadanía, mientras que la Policía Local volverá a intensificar la vigilancia en los llamados "puntos negros"
La alcaldesa, Ana María Martínez, ha dado a conocer que se reactiva la campaña 'Vius així?' a los medios de comunicación (foto: Localpres).
La alcaldesa, Ana María Martínez, ha dado a conocer que se reactiva la campaña 'Vius així?' a los medios de comunicación (foto: Localpres)

El Ayuntamiento de Rubí reactiva esta semana la campaña para erradicar los excrementos de perro de la vía pública, que se inició el pasado mes de octubre con el eslogan 'Vius així?' y que se había detenido con motivo de las fiestas de Navidad y Reyes. En esta segunda fase, la campaña informativa se desplazará a diferentes barrios de la ciudad, de forma itinerante. Paralelamente, agentes de la Policía Local volverán a intensificar la vigilancia que realizan de forma habitual en aquellas zonas donde se detectan más infracciones, haciendo especial incidencia en los actos incívicos vinculados a no recoger las deposiciones de los animales.

Durante la primera fase de la campaña se han puesto un total de 124 sanciones por diferentes infracciones relacionadas con la tenencia de animales: por no retirar los excrementos de perro de la vía pública, por dejar que el perro orine/defeque en una zona prohibida ─básicamente parques infantiles─, por no depositar las defecaciones en los lugares correspondientes ─papeleras o contenedores─, por pasear al perro en el interior de un parque infantil u otra zona prohibida, por llevar el animal suelto, por no tener el perro censado, por no disponer del seguro obligatorio para la tenencia de un perro considerado potencialmente peligroso, por falta de licencia de portador de este tipo específico de animal o por no llevar chip, entre otros.

A partir de ahora, agentes de paisano volverán a intensificar la vigilancia en aquellos puntos que el consistorio ha determinado como zonas donde es necesario este control ─los llamados "puntos negros"─, multando a aquellas personas que incumplan la ordenanza reguladora de la tenencia de animales.

De manera paralela, también se reactiva la fase informativa de la campaña, que el consistorio impulsa con el objetivo de combatir esta actitud incívica que manifiestan los propietarios de algunos animales. Para hacerle frente, el Ayuntamiento ha llevado a cabo una serie de acciones desde el inicio de la campaña para sensibilizar a la población sobre la importancia de mantener la ciudad limpia: se han editado carteles, flyers y un vídeo, se han colocado pegatinas en las papeleras municipales y se ha hecho difusión de los objetivos de esta iniciativa a través de los medios de comunicación, de las redes sociales y de las pantallas que hay en los comercios del centro de la ciudad, entre otros. A partir de ahora, la campaña se descentralizará, trasladándose a diferentes barrios del municipio.

"La campaña no tiene una finalidad recaudatoria", ha explicado la alcaldesa, Ana María Martínez. "Por este motivo, volveremos a poner énfasis en la información. Esa misma noche se colocarán banderolas en los diferentes barrios de la ciudad. [...] Esta es una petición que recogemos de forma reiterada en todas las visitas que hacemos a las diferentes zonas de la ciudad en el marco del proyecto Alcaldía en los barrios y que compartimos como necesidad para tener la ciudad que todos merecemos".

Como novedad, en esta segunda fase de la campaña las agentes por el civismo serán las encargadas de repartir el material informativo que ha diseñado el Ayuntamiento, donde se explican las sanciones que conllevan estas acciones incívicas. El consistorio también está trabajando con las escuelas de la ciudad con el objetivo de que las agentes por el civismo puedan trasladar a los más pequeños la necesidad de recoger los excrementos de perro de la vía pública y concienciarlos sobre la importancia de mantener limpia la ciudad.

Tal como ha comentado la alcaldesa, el Ayuntamiento retoma esta campaña "porque los rubinenses queremos tener una ciudad limpia y digna y hay actitudes que desgraciadamente se tienen que controlar para conseguir que esto sea así". La primera edil ha asegurado que "incidiremos mucho en los parques infantiles, unos espacios muy sensibles. Todavía hay personas que utilizan estas zonas para lo que no son. Desde aquí hacemos un ruego a la ciudadanía: que todo el mundo esté más sensibilizado y entienda que los parques infantiles son para los niños y niñas pequeños y no para los perros".

Multas
La ordenanza reguladora de la tenencia de animales establece una serie de sanciones en función del espacio donde se produce la defecación sin recoger. Así, la no recogida de excrementos de perro está tipificada como infracción grave si se produce en la vía pública, con multas que van desde los 121 euros hasta los 600 euros. Si, en cambio, se produce cerca de un centro escolar o un parque infantil, entonces se trata de una infracción muy grave, con sanciones que oscilan entre los 601 euros y los 900 euros.

Publicado en