Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

La alcaldesa presenta una propuesta de ordenanzas fiscales para el 2016 que congela los diferentes impuestos y precios públicos La voluntad del equipo de gobierno es lograr un amplio consenso con el resto de formaciones políticas representadas en el Pleno municipal https://www.rubi.cat/es/actualidad/noticias/la-alcaldesa-presenta-una-propuesta-de-ordenanzas-fiscales-para-el-2016-que-congela-los-diferentes-impuestos-y-precios-publicos/@@images/image/preview

La alcaldesa presenta una propuesta de ordenanzas fiscales para el 2016 que congela los diferentes impuestos y precios públicos

La voluntad del equipo de gobierno es lograr un amplio consenso con el resto de formaciones políticas representadas en el Pleno municipal
La alcaldesa y el concejal de Servicios Centrales han presentado la propuesta de ordenanzas fiscales del equipo de gobierno.
La alcaldesa y el concejal de Servicios Centrales han presentado la propuesta de ordenanzas fiscales del equipo de gobierno

La alcaldesa de Rubí, Ana María Martínez, y el concejal de Servicios Centrales, Moisés Rodríguez, han presentado este martes una propuesta de ordenanzas fiscales para 2016 que mantiene la presión fiscal para los rubinenses. El equipo de gobierno está trabajando esta propuesta de ordenanzas con la voluntad de llegar a un amplio consenso con el resto de fuerzas políticas representadas en el Pleno municipal.

Las ordenanzas que plantea el gobierno municipal se enmarcan en un contexto de crisis económica aún vigente. "Aunque hay indicadores que nos apuntan a que puede haber una recuperación, hay muchas familias en la ciudad que todavía tienen muchas dificultades para cubrir sus necesidades más básicas", ha asegurado la alcaldesa, Ana María Martínez. Ante esta situación, el equipo de gobierno propone unas ordenanzas que mantienen la presión fiscal ─los rubinenses pagarán el próximo año prácticamente los mismos impuestos que han pagado este 2015─ y, a la vez, plantea conservar las exenciones y bonificaciones fiscales. Incluso se introducen algunas nuevas, tales como la bonificación por traslado de actividades económicas dentro del municipio. Paralelamente, el gobierno municipal también propone mejorar el sistema de bonificaciones y ayudas que existen en relación a diferentes impuestos y tasas "que son difíciles de asumir para algunas familias". En este sentido, Martínez ha adelantado que, en el caso del IBI, se está trabajando para mejorar el sistema de bonificaciones, estableciendo "un modelo por tramos que haría más justa la bonificación que se pueda otorgar a las familias que más lo necesitan". Según la alcaldesa, la voluntad del equipo de gobierno es mejorar la protección de aquellas personas más vulnerables, respondiendo así a uno de los ejes del mandato: el de la cohesión social.

El gobierno municipal propone congelar los diferentes impuestos. Así, el impuesto sobre bienes inmuebles (IBI) no prevé variaciones, continuando con un tipo impositivo general del 0,712%, uno de los más bajos de la época democrática. Esto significa que una casa de unos 90 m2 ubicada en el centro de la ciudad pagará unos 475 euros en 2016, igual que este año ─en 2015, el recibo de esta casa tipo se vio reducido en unos 70 euros─.

El equipo de gobierno también plantea no incrementar la presión fiscal en el resto de impuestos: el impuesto sobre vehículos de tracción mecánica, el impuesto sobre el incremento del valor de los terrenos de naturaleza urbana, el impuesto sobre construcciones, instalaciones y obras y el impuesto sobre actividades económicas.

En cuanto a las tasas municipales y precios públicos, se mantienen las tarifas y cuotas sin incrementos generales, sólo con pequeñas variaciones para ajustarlas al coste de cada servicio. Incluso se ha eliminado el pago por acceso a bolsas de trabajo, con el objetivo de hacer más accesibles estos procesos a aquellas personas con pocos recursos.

La primera edil considera que estas son unas ordenanzas equilibradas: "Creemos que podemos hacer todo esto y, a la vez, mejorar la calidad de los servicios que la ciudadanía recibe de la administración local, así como poder dar respuesta a las demandas que nos hacen los rubinenses". Martínez ha puesto como ejemplo el Plan de choque de limpieza, una actuación que demandaba la ciudadanía para dignificar el espacio público.

"La voluntad del equipo de gobierno ─ha asegurado la alcaldesa─ es que la propuesta de ordenanzas fiscales que se lleva a aprobación inicial en el Pleno extraordinario de este miércoles sea la propuesta del mayor número posible de grupos del Pleno municipal. En este sentido, vamos a trabajar hasta la aprobación definitiva para que así sea". El concejal de Servicios Centrales, Moisés Rodríguez, ha añadido que "la aprobación inicial nos abrirá la puerta para poder negociar las ordenanzas durante el periodo de alegaciones que, de inicio, hemos consensuado escuchando todas las propuestas que nos han hecho llegar los diferentes partidos de la oposición".