Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

La alcaldesa marca el camino hacia el Rubí del 2030 en su balance de los tres años de mandato Ana María Martínez Martínez ha reivindicado una gestión centrada en las personas y que mira hacia el futuro bajo criterios de desarrollo sostenible https://www.rubi.cat/@@site-logo/ajuntament-de-rubi.svg

La alcaldesa marca el camino hacia el Rubí del 2030 en su balance de los tres años de mandato

Ana María Martínez Martínez ha reivindicado una gestión centrada en las personas y que mira hacia el futuro bajo criterios de desarrollo sostenible

La alcaldesa, durante la presentación que ha tenido lugar en el Celler (foto: Ayuntamiento de Rubí).
La alcaldesa, durante la presentación que ha tenido lugar en el Celler (foto: Ayuntamiento de Rubí)

La alcaldesa, Ana María Martínez Martínez, ha hecho balance este jueves de los primeros tres años de mandato en un acto que ha reunido en el Celler a representantes políticos, responsables de empresas, y presidentes y presidentas de entidades locales, entre otros. Buena parte de la presentación se ha centrado en el Rubí de 2030 y en la oportunidad histórica que abren las políticas europeas de desarrollo sostenible: "La transformación económica, social y urbana ha arrancado, ya no hay quien nos detenga. Habéis notado numerosos cambios en los últimos tres años pero nada será comparable a lo que viene a partir de ahora. [...] Es ahora cuando las ciudades se están moviendo para ocupar posiciones delanteras y Rubí lleva mucho terreno ganado”.

La alcaldesa se ha referido a la agenda urbana como la hoja de ruta hacia una ciudad más competitiva, más verde, más sostenible y más humana, donde las personas continuarán estando en el centro de la gestión política.

El camino hacia el 2030 pasa, según la alcaldesa, por casar un tejido productivo y comercial dinámico capaz de atraer a visitantes de otras poblaciones, con la esencia del Rubí de siempre y los actuales criterios de sostenibilidad. Martínez ha puesto como ejemplo de esta tendencia la illa de vianants, que durante este mandato se ha ampliado hasta incluir unas cuarenta calles.

La alcaldesa también ha esgrimido la apuesta que se ha hecho durante este mandato por las políticas orientadas al empoderamiento real de las mujeres ─se han realizado las primeras Jornadas Feministas de Rubí, se ha incorporado la perspectiva de género al presupuesto municipal y se ha aprobado un protocolo para el abordaje de las violencias machistas en los espacios de ocio nocturno─; las iniciativas encaminadas a promover el envejecimiento saludable, como la programación Disfruta de la vida a lo grande o la ampliación de los parques de salud; y el impulso de nuevos proyectos dirigidos a las personas jóvenes, como la compra de la antigua Supersond para convertirla en un espacio de referencia para este colectivo. La atención a la ciudadanía más vulnerable también ha sido un objetivo irrenunciable durante este mandato, como ejemplifica el aumento en casi un 50% de las ayudas para atender necesidades básicas: “Como administración, hemos tenido que pensar en iniciativas innovadoras para poder paliar la situación extrema que vivían algunas familias”.

La primera edil ha expuesto este jueves todo el trabajo realizado para hacer de Rubí una ciudad más habitable para todos. En este apartado, destaca la puesta en marcha de un plan de mantenimiento que permite abordar con mayor agilidad los posibles desperfectos en la vía pública y que sólo en 2021 se tradujo en más de 1.100 actuaciones. Martínez también ha mencionado un plan de mantenimiento específico para las escuelas, al que se le han destinado 390 mil euros provenientes de remanentes. En paralelo, se ha potenciado la labor preventiva de las agentes por el civismo y del Servicio de Mediación, que se suma a la que ya realizaba la Policía Local. El cuerpo de seguridad municipal se ha ampliado este año con ocho agentes que superaron las pruebas en 2021 y cuatro venidos de otros municipios, aparte de las cinco plazas recién abiertas a concurso.

En este capítulo dedicado a las personas, la alcaldesa no ha olvidado la reclamación a la Generalitat del Hospital Vicente Ferrer de Rubí y, mientras este no llega, la petición de mejorar el tiempo de trayecto en bus urbano al Hospital de Terraza.

  

Ciudad industrial

En este Rubí del futuro, seguirá siendo esencial la vertiente industrial, que ha definido tradicionalmente el carácter de la ciudad y la forma de entender las políticas municipales educativas y de empleo, pero desde una perspectiva renovada: “Somos industria, pero también comercio de proximidad, y emprendedores y emprendedoras [...]. Esta realidad económica requiere proyectarse al futuro con ambición, pero una ambición que haga suyos los requisitos de la agenda urbana. El progreso debe ser compartido, socialmente justo y ambientalmente responsable”. Con este pensamiento, la ciudad se ha volcado en acciones transversales y compartidas, como las desarrolladas en el marco de la formación profesional o dentro de la Mesa de Competitividad Industrial de Rubí (TCIR).

La ciudad afronta estos retos justo cuando ha registrado el máximo histórico de población ocupada ─34.046 personas residentes en la ciudad tienen trabajo y están dadas de alta en alguno de los regímenes de la Seguridad Social─ y ha consolidado su apuesta por el comercio local, con cerca de 400 mil euros destinados a subvenciones en los últimos tres años e inversiones en el Mercado Municipal por valor de 863 mil euros.

       

Una ciudad abierta

En su presentación, la alcaldesa ha destacado también la voluntad de proyección exterior de Rubí, que se ha manifestado de forma especial a través de la iniciativa COLOR: “COLOR es feminismo, integración, diversidad, cooperación, inclusión... Es mejora del espacio público ligada a la calidad y al impacto positivo que representa la presencia del color en nuestras plazas, calles y vidas. Y es la fusión de todas las expresiones culturales”. Una cultura que combina tradición y modernidad, que tiene como gran estandarte la Fiesta Mayor de Rubí y que también se manifiesta en la recuperación de espacios emblemáticos como el Casino.

Martínez también ha dado relevancia a las actuaciones desarrolladas en el ámbito del deporte, especialmente a la mejora de instalaciones deportivas y al impulso de nuevos espacios que reflejan la apuesta del gobierno municipal por los valores y los beneficios físicos y emocionales del deporte.

La alcaldesa ha explicado que los objetivos fijados para 2030 sólo serán posibles si se establecen alianzas. Bajo esta premisa, se han reforzado los lazos con otras instituciones de España y Europa, lo que ha permitido intercambiar conocimiento y mostrar el potencial de Rubí. Martínez ha destacado especialmente la constitución de la Associació de l'Arc Metropolità, que aglutina a los municipios de la segunda corona de Barcelona. "Tenemos nuevas oportunidades para hacer oír nuestra voz, para dar a conocer nuestra experiencia, para salir del ostracismo institucional en el que a menudo nos sentimos inmersos, y sobre todo para transmitir que los problemas históricos en materia territorial pueden tener una solución", ha explicado.

      

Por un futuro sostenible

La primera edil ha vuelto a reinvidicar el protagonismo de las ciudades a la hora de referirse a la sostenibilidad. “Pequeñas acciones llevadas a escala global podrán revertir una situación que se dirige irremediablemente al desastre. Debemos repensar todas nuestras políticas, de todo tipo, para dotarlas de una visión de futuro, de pervivencia”, ha dicho, y ha puesto como ejemplo de esta visión el proyecto de renaturalización del eje y el balcón de la Riera, que va en la línea de preservar el rico entorno natural del municipio pero al mismo tiempo mejorarlo y adecuarlo para hacerlo más transitable y usable por la ciudadanía. Martínez también se ha referido a las actuaciones en relación al verde urbano, que mejorarán el aspecto y la oxigenación de Rubí, y a todo el trabajo realizado en las urbanizaciones, que comienza con la recuperación de la interlocución con el vecindario, evidente en la constitución de la Mesa de Urbanizaciones, y que abarca también el impulso de un plan de mantenimiento específico.

La alcaldesa ha reservado la parte final de su presentación para referirse a las grandes transformaciones que vivirá el Rubí del futuro. Entre estas, ha incluido el estadio del Vint-i-cinc de Setembre, un proyecto que une las vertientes deportiva y social; la recuperación de la avenida del Estatut como vía urbana transitable para las personas; la mejora integral del parque de Ca n'Oriol desde una perspectiva poco invasiva; o la renaturalización del antiguo campo de golf de Can Sant Joan.

Martínez ha cerrado su intervención agradeciendo la contribución de En Comú Podem (ECP) como socio de gobierno y lanzando una pregunta: ¿Qué ciudad y qué mundo queremos dejar a nuestros hijos e hijas? Para la alcaldesa, Rubí debe ser “una ciudad más amable, más igualitaria, socialmente justa y sostenible [...]. Quiero COLOR, el Rubí que estamos dibujando y el que ya tenemos en mente, con proyectos que ilusionan y que harán que tanto nosotros, como el resto de nuestros vecinos y vecinas, hablemos con orgullo de nuestra ciudad”.

Objectius de Desenvolupament sostenible

Imágenes relacionadas

Los concejales y concejalas del PSC y de ECP que integran el gobierno municipal (foto: Ayuntamiento de Rubí - Localpres)
Los concejales y concejalas del PSC y de ECP que integran el gobierno municipal (foto: Ayuntamiento de Rubí - Localpres)