Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

El Punto Verde del Mercado Municipal se suma a la red de espacios de recogida de clakis De este modo, se mejora la recogida del aceite de cocina usado en esta instalación, permitiendo a la ciudadanía que pueda coger un envase limpio para el próximo uso https://www.rubi.cat/es/actualidad/noticias/el-punto-verde-del-mercado-municipal-se-suma-a-la-red-de-espacios-de-recogida-de-clakis/@@images/image/preview

El Punto Verde del Mercado Municipal se suma a la red de espacios de recogida de clakis

De este modo, se mejora la recogida del aceite de cocina usado en esta instalación, permitiendo a la ciudadanía que pueda coger un envase limpio para el próximo uso

Ahora, en el Punto Verde del Mercado ya se pueden llevar los clakis llenos de aceite de cocina usado para ser reciclado (foto: Ayuntamiento de Rubí).
Ahora, en el Punto Verde del Mercado ya se pueden llevar los clakis llenos de aceite de cocina usado para ser reciclado (foto: Ayuntamiento de Rubí)

El Punto Verde del Mercado Municipal, que se renovó en marzo de 2021, ha mejorado el sistema de recogida del aceite de cocina usado de la instalación. Hasta ahora, este residuo se podía depositar en un envase de plástico cualquiera, pero desde esta semana se debe dejar el aceite dentro de un claki, permitiendo así su reciclaje por parte de APDIR.

El aceite es un residuo muy común en casa y muy peligroso si no se gestiona como es debido. Cada litro de aceite puede contaminar 10.000 litros de agua. Por eso es importante no tirarlo al fregadero, una acción que se hace en muchos hogares y que hay que evitar.

Los clakis son unos recipientes de plástico duro y boca ancha, diseñados especialmente para poder verter el aceite directamente de la sartén y con un tapón de doble membrana que evita los derrames indeseados. Estos bidones de pequeño formato permiten guardar este residuo doméstico en casa para posteriormente llevarlo a reciclar y que se pueda transformar en biodiésel.

Esta recogida se realiza a través del proyecto Rubiclak, una iniciativa que, por un lado, evita la contaminación de las aguas ─con el beneficio medioambiental que ello conlleva─ y, por otro, genera puestos de trabajo para personas con diversidad intelectual residentes en Rubí. El proyecto Rubiclak lo impulsaron las madres y padres del AMPA del Centro de Educación Especial de Ca n'Oriol y actualmente está gestionado por la entidad APDIR.

Los clakis deberán dejarse en el espacio habilitado para su recogida, en una de las taquillas del Punto Verde, que ya está debidamente señalizado. Las personas usuarias podrán coger uno limpio para continuar contribuyendo al reciclaje de este residuo. En Rubí existen otros puntos de recogida de clakis, que se pueden consultar en el apartado web dedicado a la recogida del aceite usado.