Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

El Pleno del Ayuntamiento de Rubí aprueba de manera inicial las ordenanzas fiscales para el año 2016 La voluntad del equipo de gobierno es lograr un amplio consenso con el resto de partidos políticos representados en el Pleno durante el periodo de alegaciones https://www.rubi.cat/es/actualidad/noticias/el-pleno-del-ayuntamiento-de-rubi-aprueba-de-manera-inicial-las-ordenanzas-fiscales-para-el-ano-2016/@@images/image/preview

El Pleno del Ayuntamiento de Rubí aprueba de manera inicial las ordenanzas fiscales para el año 2016

La voluntad del equipo de gobierno es lograr un amplio consenso con el resto de partidos políticos representados en el Pleno durante el periodo de alegaciones
Las ordenanzas fiscales para el año 2016 se han aprobado de forma inicial en el marco de un Pleno extraordinario.
Las ordenanzas fiscales para el año 2016 se han aprobado de forma inicial en el marco de un Pleno extraordinario

El Pleno del Ayuntamiento de Rubí ha dado luz verde, de manera inicial, a la propuesta de ordenanzas fiscales para el año 2016 que presentaba el equipo de gobierno. El Partido de los Socialistas de Cataluña (PSC) ha emitido sus votos favorables y sólo Veïns per Rubí (VxR) ha votado en contra. El resto de grupos se han abstenido.

En su intervención, el concejal de Servicios Centrales, Moisés Rodríguez, ha destacado la intención del equipo de gobierno de lograr un amplio consenso con el resto de partidos políticos representados en el Pleno: "Son unas ordenanzas muy trabajadas con la voluntad de llegar a un consenso político con el resto de fuerzas del Pleno [...]. Se han escuchado las demandas, se recogen las propuestas y se debatirán en el periodo de alegaciones para conseguir, entre todos y todas, unas ordenanzas más completas, si es el caso". El segundo teniente de alcaldía también ha explicado que "esta propuesta inicial nos abre la puerta a dialogar para conseguir unas ordenanzas que deben ser justas y que nos tienen que permitir alcanzar los retos de una ciudad mejor, con servicios de calidad a la altura de su ciudadanía".

Las ordenanzas fiscales aprobadas de forma inicial en el Pleno extraordinario de este miércoles mantienen la presión fiscal para los rubinenses. Así, el próximo año la ciudadanía pagará prácticamente los mismos impuestos que ha pagado este 2015.

El impuesto sobre bienes inmuebles (IBI) no prevé variaciones, continuando con un tipo impositivo general del 0,712%, uno de los más bajos de la época democrática. Esto significa que una casa de unos 90 m2 ubicada en el centro de la ciudad pagará unos 475 euros en 2016, igual que este año ─en 2015, el recibo de esta casa tipo se vio reducido en unos 70 euros─.

El resto de impuestos también quedan congelados: el impuesto sobre vehículos de tracción mecánica, el impuesto sobre el incremento del valor de los terrenos de naturaleza urbana, el impuesto sobre construcciones, instalaciones y obras y el impuesto sobre actividades económicas.

En cuanto a las tasas municipales y precios públicos, se mantienen las tarifas y cuotas sin incrementos generales, sólo con pequeñas variaciones para ajustarlas al coste de cada servicio. Incluso se ha eliminado el pago por acceso a bolsas de trabajo, con el objetivo de hacer más accesibles estos procesos a aquellas personas con pocos recursos.

Paralelamente, también se conservan las exenciones y bonificaciones fiscales. Incluso se introducen algunas nuevas, tales como las ayudas por traslado de actividades económicas dentro del municipio. El gobierno municipal también propone mejorar el sistema de bonificaciones y ayudas que existen en relación a diferentes impuestos, como en el caso del IBI. El concejal de Servicios Centrales ha asegurado que "Rubí es una ciudad puntera en cuanto a bonificaciones y beneficios fiscales".