Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

El Pinar rompe el ayuno del ramadán con más de 200 raciones de harira La sopa típica de Marruecos se ha servido este sábado acompañada otros platos árabes para dar a conocer las tradiciones del mes sagrado del islam https://www.rubi.cat/es/actualidad/noticias/el-pinar-rompe-el-ayuno-del-ramadan-con-mas-de-200-raciones-de-harira/@@images/image/preview

El Pinar rompe el ayuno del ramadán con más de 200 raciones de harira

La sopa típica de Marruecos se ha servido este sábado acompañada otros platos árabes para dar a conocer las tradiciones del mes sagrado del islam
La cena tuvo lugar dentro del edificio La Cruïlla a causa de la lluvia (foto: Ayuntamiento de Rubí – Localpres).
La cena tuvo lugar dentro del edificio La Cruïlla a causa de la lluvia (foto: Ayuntamiento de Rubí – Localpres)

La comunidad musulmana del barrio del Pinar ha compartido la cena de sábado, que rompía el ayuno del ramadán, con los vecinos y vecinas que han querido acompañarlos. La cena empezó a las 21.09 h que es el momento de la puesta de sol y que permite romper el ayuno que fijan las costumbres del Ramadán. El plato principal de la comida fue una harira, una sopa elaborada a base de carne, tomate y legumbre, típica de Marruecos, que por su alto valor nutritivo resulta idónea para romper el ayuno. Se sirvió acompañada de dátiles, chebakia, briwat y Rghifa, todo platos tradicionales árabes. Así, a través de la gastronomía, la comunidad comparte la tradición del Ramadán, el mes sagrado del islam, con toda la ciudadanía. Durante la cena, las persones asistentes han podido conocer qué es el ramadán y como se celebra.

La iniciativa nació de un grupo de mujeres del barrio que han contado con la colaboración del consistorio, la asociación de vecinos y vecinas y las diferentes entidades que trabajan en El Pinar. Las mujeres cocinaron, desdel viernes por la mañana, 250 raciones de harira y acompañamientos y después de la cena, repartieron pastas árabes con té. Durante toda la comida, que finalmente tuvo lugar dentro del edificio del Centro Cívico La Cruïlla a causa de la lluvia, un grupo de cinco personas interpretó música árabe para ambientar la ceremonia.

La cena ha contado con más de 230 comensales. El harira popular se enmarcaba en la iniciativa de transformación urbana y cohesión social ‘Fem Barri’.