Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

El patio de la Escuela Pau Casals se abre a la ciudadanía a partir de este sábado La jornada inaugural del proyecto Patios abiertos, que apuesta por crear nuevos espacios de ocio de proximidad, contará con los juegos gigantes de la compañía KataKraK https://www.rubi.cat/es/actualidad/noticias/el-patio-de-la-escuela-pau-casals-se-abre-a-la-ciudadania-a-partir-de-este-sabado/@@images/image/preview

El patio de la Escuela Pau Casals se abre a la ciudadanía a partir de este sábado

La jornada inaugural del proyecto Patios abiertos, que apuesta por crear nuevos espacios de ocio de proximidad, contará con los juegos gigantes de la compañía KataKraK
El patio de la Escuela Pau Casals abrirá los sábados y domingos.
El patio de la Escuela Pau Casals abrirá los sábados y domingos

A partir de este sábado, el patio de la Escuela Pau Casals abrirá todos los fines de semana con el objetivo de facilitar a los niños y jóvenes de la ciudad un nuevo espacio de ocio de proximidad y seguro. De esta manera, el Ayuntamiento de Rubí pone en marcha de forma piloto el proyecto Patios abiertos, que quiere optimizar los usos de los patios de los centros educativos poniéndolos a disposición de la ciudadanía fuera del horario escolar.

La iniciativa se inaugurará este sábado a partir de las 10 h con la participación de la compañía Katakrak, que ofrecerá a los asistentes la posibilidad de divertirse con una serie de juegos gigantes. De hecho, la intención del Ayuntamiento es fomentar el uso de este espacio con actividades puntuales de dinamización, como talleres y juegos cooperativos, a pesar de que los patios abiertos están concebidos como espacios de juego libre.

El patio de la Escuela Pau Casals abrirá todos los sábados y domingos de 10 a 14 h y de 16 a 20 h. Para poder acceder no será necesario ser alumno de este centro ni hacer ninguna inscripción previa, sino que el espacio estará abierto a todos siempre y cuando se respeten unas normas de uso básicas.

Para facilitar el buen funcionamiento del proyecto, el patio contará con un monitor que tendrá una presencia constante. Este profesional se encargará de las funciones de apertura y cierre del recinto, lo dinamizará proponiendo juegos para diferentes franjas de edad y velará para que haya una buena convivencia y se mantengan actitudes cívicas. Como cualquier espacio público de la ciudad, sin embargo, la responsabilidad de los niños recaerá en las familias y, de hecho, los usuarios menores de 12 años deberán ir acompañados de un adulto.

El proyecto arrancará de forma piloto en la Escuela Pau Casals tras valorar su ubicación céntrica y la falta de espacios de juego cercanos. La previsión del Ayuntamiento es ampliar la iniciativa a nuevos centros educativos una vez evaluado su funcionamiento.