Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

El incivismo ha costado cerca de 56.000 euros el útimo año en Rubí 55.810,71 euros de las arcas municipales se han destinado a reparar i limpiar mobiliario urbano y zonas de la ciudad afectadas por actos vandálicos https://www.rubi.cat/es/actualidad/noticias/el-incivismo-ha-costado-cerca-de-56-000-euros-el-utimo-ano-en-rubi/@@images/image/preview

El incivismo ha costado cerca de 56.000 euros el útimo año en Rubí

55.810,71 euros de las arcas municipales se han destinado a reparar i limpiar mobiliario urbano y zonas de la ciudad afectadas por actos vandálicos
La alcaldesa ha visitado la tirolina de Ca n’Oriol (Localpres).
La alcaldesa ha visitado la tirolina de Ca n’Oriol (Localpres)

Para hacer visible el coste económico del vandalismo y el incivismo en la ciudad, se han colocado varios carteles que muestran el dinero que se ha invertido en arreglar, reparar, reponer o limpiar elementos estropeados o, incluso, robados. De este modo, se persigue la concienciación ciudadana sobre los efectos de las conductas incívicas en el bolsillo de todos los rubinenses. 


La tirolina del Parque de Ca n'Oriol y la del Parque 25 de Septiembre así como el tobogán del parque de la calle Antoni Sedó son las instalacions arregladas donde ya se indica el precio de su reparación. En el caso de las tirolinas de Can Oriol y del 25 de Septiembre, se han colocado los carteles informativos donde aparece la cantidad invertida: 8.500 euros y 1.550 euros, respectivamente. El caso de la zona de juegos del parque de la calle de Antoni Sedó el cartel informativo señala los 7.323 euros que ha costado la reparación del tobogán. Carteles como este se instalaran allá donde una actuación para reparar actos incívicos haya superado los 1.500 euros. 

La alcaldesa, Ana María Martínez, ha presentado esta iniciativa este martes por la mañana en el Parque de Ca n'Oriol. Martínez ha reiterado el llamamiento al compromiso y la corresponsabilidad de los vecinos y vecinas de Rubí: “Necesitamos una ciudad limpia, digna y bonita y que no hayamos de destinar el dinero de todo el mundo a reparar mobiliario urbano por culpa de actos innecesarios”. La alcaldesa ha insistido en el ejemplo de la tirolina de Can Oriol: “Ya se han destinado cerca de 12.000 euros para reparar esta instalación que la disfrutan los niños de Rubí. Además, entre la reparación y reponer los materiales, ha estado más tiempo cerrada que no disponible para los niños y niñas”.


En el último año se han efectuado una docena de trabajos de estas características que han superado esta cantidad. Entre estas actuaciones, figuran los 3.500 euros destinados a reparar los bancos deteriorados de la ciudad, los 1.470 en reposición de papeleras, los 2.600 invertidos en la restauración de las mesas de picnic de Can Oriol, los 2.260 euros destinados a la reparación de la valla de la UE Rubí y 2.260 más de la de la  plaza de Alfons Carles Comín, entre otros gastos.