Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

El Ayuntamiento reparte bolsas de malla reutilizables en los hogares de la ciudad para promover la compra sin residuos Esta acción se enmarca dentro de la Semana Europea de la Prevención de Residuos, que incluye varias acciones y actividades de sensibilización hasta el 29 de noviembre https://www.rubi.cat/es/actualidad/noticias/el-ayuntamiento-reparte-bolsas-de-malla-reutilizables-en-los-hogares-de-la-ciudad-para-promover-la-compra-sin-residuos/@@images/image/preview

El Ayuntamiento reparte bolsas de malla reutilizables en los hogares de la ciudad para promover la compra sin residuos

Esta acción se enmarca dentro de la Semana Europea de la Prevención de Residuos, que incluye varias acciones y actividades de sensibilización hasta el 29 de noviembre
La bolsa de malla reutilizable permite comprar sin generar residuos (foto: Ayuntamiento de Rubí - Lali Puig).
La bolsa de malla reutilizable permite comprar sin generar residuos (foto: Ayuntamiento de Rubí - Lali Puig)

Coincidiendo con el arranque de la Semana Europea de la Prevención de Residuos este pasado fin de semana, el Ayuntamiento ha iniciado la campaña Compra sin residuos. En el marco de esta iniciativa, el Consistorio está repartiendo una bolsa de malla reutilizable a los aproximadamente 34.000 hogares de la ciudad para que la ciudadanía pueda comprar fruta o productos similares sin tener que generar residuos plásticos o de cualquier otro tipo.

La filosofía de la campaña, que se alargará hasta enero de 2021, es clara: el mejor residuo es el que no se genera. "En Rubí se generan unas 3.000 toneladas anuales de residuos provenientes de envases y bolsas. Una parte se recicla, pero una proporción importante acaba en los vertederos o en el medio ambiente. Es posible reducir mucho este volumen innecesario utilizando bolsas reutilizables, comprando productos a granel y/o utilizando recipientes que se puedan volver a utilizar. Queremos ponerlo fácil y, entre todas y todos, avanzar en la necesaria reducción de residuos", ha explicado el concejal de Medio Ambiente, Transición Ecológica y Bienestar Animal, Andrés Medrano Muñoz.

Aparte de la distribución de la bolsa reutilizable, la campaña se centrará en difundir las diversas alternativas que tienen las personas consumidoras del pequeño comercio local para hacer un consumo responsable, que suponga una reducción de residuos.

 

Consejos para comprar sin residuos

Utilizar bolsas reutilizables permite prescindir de las de plástico, que tienen una vida media de 15 minutos. En cambio, las reutilizables pueden durar años hasta que no se rompan.

A la hora de comprar productos a granel, tales como frutas y verduras, conviene optar por las bolsas de malla sin asas reutilizables, como las que está entregando el Consistorio. Paralelamente a su distribución, el Servicio Educativo de Residuos ha publicado un vídeo tutorial en el canal de YouTube del Ayuntamiento donde se explican los pasos para coser este tipo de bolsas.

Para minimizar los residuos ligados al consumo que hace uno mismo, se puede intentar elegir productos con el mínimo embalaje.

Comprando productos de proximidad, no sólo se apoya al tejido económico local, sino que también se reduce la huella ecológica. En el apartado web sobre Consumo Responsable en Rubí, el Ayuntamiento ha listado los establecimientos de la ciudad que ofrecen estos productos.

Una buena planificación del menú semanal y, consecuentemente, de la compra, permite reducir el desperdicio alimentario. El Consistorio ha aglutinado varios consejos sobre la compra responsable y conservación de los alimentos en la guía para prevenir los residuos alimentarios.

Ahora que se acercan las fiestas de Navidad, se pueden envolver los regalos de manera sostenible utilizando papeles de periódico viejos, pósters o pañuelos.

 

Legislación para prevenir residuos

En 2018 se actualizó la directiva europea de residuos, que apuesta por los nuevos modelos de economía circular. El nuevo texto legal oficializa que hay que priorizar reducir la generación de residuos y, en caso de no ser posible, favorecer su reciclaje. Concretamente, la jerarquía pasa por la prevención, la reutilización y el reciclaje, mientras que el vertido y la incineración son las últimas opciones.

La nueva directiva, que liga perfectamente con la idea de comprar sin residuos, supondrá, por ejemplo, que a partir del 2021 se prohíban ciertos elementos de plástico de un solo uso como vasos, pajitas, botellas, palillos y cubiertos de plástico, entre otros.