Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

El Ayuntamiento inicia una campaña de sensibilización con el objetivo de perfeccionar la selección de los residuos orgánicos Durante el 2018, aproximadamente 2 de cada 10 kg de residuos que se tiraron al contenedor marrón no eran restos orgánicos, sino residuos impropios https://www.rubi.cat/es/actualidad/noticias/el-ayuntamiento-inicia-una-campana-de-sensibilizacion-con-el-objetivo-de-perfeccionar-la-seleccion-de-los-residuos-organicos/@@images/image/preview

El Ayuntamiento inicia una campaña de sensibilización con el objetivo de perfeccionar la selección de los residuos orgánicos

Durante el 2018, aproximadamente 2 de cada 10 kg de residuos que se tiraron al contenedor marrón no eran restos orgánicos, sino residuos impropios
No realizar una correcta separación de la fracción orgánica conlleva costes ambientales y económicos (foto: Ayuntamiento).
No realizar una correcta separación de la fracción orgánica conlleva costes ambientales y económicos (foto: Ayuntamiento)

En el marrón, sólo la orgánica. Este es el lema de la nueva campaña que impulsa el Ayuntamiento de Rubí con el objetivo de perfeccionar la recogida de la fracción orgánica. Con esta iniciativa se pretende concienciar a la ciudadanía que hay que reducir la presencia de residuos impropios ─todos aquellos que se tiran a un contenedor que no corresponde─ en el contenedor marrón. Y es que esta mezcla provoca unos costes ambientales y económicos que afectan a todo el mundo.

Si tiramos, por ejemplo, restos de carne envasada en plástico en el contenedor de la orgánica, la bandeja se convierte en un residuo impropio que dificultará la transformación de los restos orgánicos en un compuesto aprovechable. Reciclando los residuos orgánicos correctamente reducimos el impacto ambiental que generan (lixiviados, emisión de gases de efecto invernadero...) y les damos un nuevo uso, transformándolos en electricidad o en compost para abonar los campos. La presencia de otros materiales como bolsas de plástico, frascos de vidrio o textiles en la orgánica dificulta el proceso de reciclaje. Y hay que tener presente que los acabaremos encontrando en el compost final y contaminarán los campos y los cultivos.

No realizar una correcta separación de la fracción orgánica también tiene costes económicos. En Cataluña, cada tonelada de residuos que entra en un vertedero o incineradora se graba con un canon ambiental. Los ayuntamientos que, como Rubí, recogen selectivamente los residuos orgánicos, se pueden beneficiar de un retorno económico procedente de este canon. Cuanto mayor sea la cantidad y la calidad de los residuos orgánicos recogidos, de mayor cuantía será el retorno económico.

Por lo tanto, reciclando los restos orgánicos correctamente conseguimos más ahorro por cada tonelada de orgánica que no entra en el vertedero, más retorno económico según sean la cantidad y calidad de los residuos orgánicos recogidos selectivamente y un menor impacto ambiental de nuestros residuos.

Los residuos impropios en Rubí
Durante el 2018, aproximadamente 2 de cada 10 kg de residuos que se tiraron al contenedor marrón no eran restos orgánicos, sino residuos impropios. La evolución de estos residuos impropios ha ido incrementándose a lo largo de los años, hasta llegar a un máximo, en 2018, del 21,3%, lo que supuso un sobrecoste de casi 75.000 euros en la ciudad.

Conseguir reducir los residuos impropios de la fracción orgánica es responsabilidad de todos los rubinenses. Si se nos estropea un alimento envasado, hay que tener presente que el envoltorio, ya sea de plástico o de aluminio, se tiene que depositar en el contenedor amarillo. Las bolsas que recubren el cubo de la orgánica deberían ser compostables ya que, si son de plástico, este material se convierte en un impropio. Se recomienda utilizar cubos aireados para depositar los residuos orgánicos, ya que ralentizan el proceso de descomposición. Este tipo de recipientes se pueden conseguir en las deixallerias móviles. Y si hay dudas respecto dónde se debe tirar un residuo en concreto, se puede llamar al Teléfono Verde o bien consultarlo en el apartado ¿Dónde lo depositamos? o en la web ¿Residuo, donde vas?.

Sensibilización en las escuelas y en los comercios
El Servicio Educativo de Residuos ha preparado un juego dirigido al alumnado de Primaria de las escuelas de la ciudad, a través del cual los niños y niñas aprenderán qué es un residuo impropio y conocerán las ventajas de hacer una correcta selección de los residuos, entre otros.

En el marco de esta actividad, que se llevará a cabo en una única sesión en la tutoría de cada clase, se repartirá a cada alumno un paquete de bolsas compostables para poder separar los restos orgánicos en casa sin generar impropios. Además, estas bolsas irán acompañadas de un folleto informativo y de un vale para que las familias puedan recoger un cubo aireado en la deixalleria móvil (se repartirán unos 1.200 en total).

Paralelamente, se facilitarán sacas compostables a aquellos comercios donde se realiza la recogida puerta a puerta de la materia orgánica, con el objetivo de reducir la presencia de plástico en el contenedor marrón. Además, se amplían en una treintena los establecimientos que participan en la recogida puerta a puerta de esta fracción.

En noviembre, un total de 17 escuelas también se incorporarán a este circuito de recogida de la materia orgánica, a las que también se les entregarán sacas compostables.