Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

El Ayuntamiento de Rubí difunde una serie de consejos para hacer frente a la ola de calor prevista para los próximos días El consistorio recomienda evitar las actividades de esfuerzo al aire libre durante las horas centrales del día, hidratarse correctamente y tener especial cuidado con los bebés y las personas mayores https://www.rubi.cat/es/actualidad/noticias/el-ayuntamiento-de-rubi-difunde-una-serie-de-consejos-para-hacer-frente-a-la-ola-de-calor-prevista-para-los-proximos-dias/@@images/image/preview

El Ayuntamiento de Rubí difunde una serie de consejos para hacer frente a la ola de calor prevista para los próximos días

El consistorio recomienda evitar las actividades de esfuerzo al aire libre durante las horas centrales del día, hidratarse correctamente y tener especial cuidado con los bebés y las personas mayores
Las personas mayores son uno de los colectivos más vulnerables ante las altas temperaturas (foto: Lídia Larrosa).
Las personas mayores son uno de los colectivos más vulnerables ante las altas temperaturas (foto: Lídia Larrosa)

Rubí podría alcanzar los 35ºC los próximos días, como consecuencia de una masa de aire muy cálido procedente del norte de África que dará lugar a un notable aumento de las temperaturas. Ante esta situación, el Ayuntamiento recomienda a la población, especialmente a todas aquellas personas más vulnerables, como ancianos, niños, enfermos crónicos y personas que sufren discapacidades físicas o psíquicas, toda una serie de medidas de autoprotección y prevención para reducir el impacto del calor.

Y es que cuando las temperaturas son anormalmente altas, como es el caso de estos días, el calor excesivo puede suponer un peligro para la salud. Las temperaturas muy extremas y el exceso de calor producen una pérdida de líquidos y de sales minerales (cloro, potasio, sodio, entre otros) necesarios para el organismo. Este hecho puede agravar una enfermedad crónica o provocar deshidratación y agotamiento. Si la exposición a temperaturas tan elevadas se prolonga, se puede sufrir un golpe de calor, que es una situación que puede acabar siendo grave.

Si está en casa, es importante que controle la temperatura: cierre las persianas de las ventanas donde da el sol directamente durante las horas de más calor, abra las ventanas de casa para refrescarse durante la noche, esté en las estancias más frescas, utilice algún tipo de climatización para refrescarse y refrescar el ambiente (ventiladores, aire acondicionado, abanicos, entre otros) ─en caso de no disponer de aire acondicionado, intente pasar como mínimo dos horas al día en lugares climatizados (bibliotecas, cines, etcétera)─ y refrésquese a menudo con duchas o toallas empapadas de agua.

En la calle, evite el sol directo: lleve una gorra o un sombrero; use ropa ligera, de colores claros y que no sea ajustada; procure caminar por la sombra, estar bajo una sombrilla cuando esté en la playa y descansar en lugares frescos de la calle o en espacios cerrados que estén climatizados; lleve agua y beba a menudo; evite las comidas muy calientes y las que aportan muchas calorías; mójese un poco la cara e, incluso, la ropa; nunca deje a los niños o a las personas frágiles dentro de un coche con las ventanas cerradas ni parcialmente abiertas; limite también la actividad física durante las horas de más calor.