Saltar al contingut Saltar a la navegació Informació de contacte

Arranca el proceso participativo del Plan local de vivienda A partir de este jueves, la ciudadanía puede hacer aportaciones sobre el futuro de la vivienda en el municipio a través de la plataforma Rubí Participa https://www.rubi.cat/es/actualidad/noticias/arranca-el-proceso-participativo-del-plan-local-de-vivienda/@@images/image/preview

Arranca el proceso participativo del Plan local de vivienda

A partir de este jueves, la ciudadanía puede hacer aportaciones sobre el futuro de la vivienda en el municipio a través de la plataforma Rubí Participa
La alcaldesa y la concejala de Vivienda, durante la presentación del proceso participativo (foto: Ayuntamiento de Rubí - Localpres).
La alcaldesa y la concejala de Vivienda, durante la presentación del proceso participativo (foto: Ayuntamiento de Rubí - Localpres)

El proceso de participación ciudadana para la elaboración del Plan local de vivienda de Rubí se ha iniciado este jueves con la activación de la plataforma Rubí Participa. Hasta el 12 de octubre, los y las rubinenses podrán consultar en esta web el diagnóstico sobre la situación de la vivienda en el municipio y hacer sus propuestas de mejora a través de un sencillo cuestionario.

Esta participación virtual se convertirá en presencial a partir de septiembre. Después del verano, se celebrarán seis jornadas en la calle en la que la ciudadanía podrá informarse sobre el plan y formular sus propuestas. Se instalarán paradas en las siguientes fechas y ubicaciones:

  •  08 de septiembre, mañana y tarde: Francesc Macià con Pere Esmendia
  •  10 septiembre, mañana: puerta del CAP Mutua
  •  18 de septiembre, mañana y tarde: Mercado
  •  19 de septiembre, mañana: Mercadillo
  •  24 de septiembre, tarde: Maximí Fornés entre pl. Cataluña y pl. Doctor Guardiet
  •  25 de septiembre, tarde: delante del Mercadona de Sant Jordi Parc

Aparte de estas jornadas, se han previsto tres talleres participativos presenciales: una sesión con personal técnico municipal que servirá para recoger una mirada transversal sobre las necesidades y estrategias prioritarias en materia de vivienda (2 de octubre); un debate abierto a la ciudadanía donde se expondrá el diagnóstico y se pondrán en común objetivos y estrategias (8 de octubre); y una sesión con actores sociales y profesionales que contará con la participación de los agentes que forman parte de la Mesa por el derecho a la vivienda, de entidades gestoras y APIs, entre otros (20 de octubre).

Las personas interesadas en asistir al debate del 8 de octubre ya se pueden inscribir a través de un formulario que encontrarán tanto en la plataforma Rubí Participa como en la web municipal, donde se ha habilitado un nuevo espacio con información sobre el plan, las diferentes vías de participación y todos los documentos vinculados al proceso.

Un documento estratégico
El Plan local de vivienda es un documento estratégico que fijará las propuestas y compromisos municipales en este ámbito para los próximos seis años. El objetivo principal de este plan es poder garantizar a toda la ciudadanía el acceso a una vivienda digna y justa, a través de políticas activas en materia de vivienda social. "Nuestro compromiso era iniciar lo antes posible el plan y trabajarlo vez que se redacta el nuevo POUM. Es muy importante que el nuevo planeamiento sea coherente con las necesidades que identifique el Plan local de vivienda", ha manifestado la alcaldesa, Ana María Martínez Martínez.

El proceso participativo que se ha puesto en marcha este jueves se ha diseñado en coherencia con la relevancia del documento. La concejala de Vivienda, Ànnia Garcia Moreno, ha declarado que "es una herramienta fundamental de actuación del gobierno incluir estos procesos participativos en todas las acciones que sea posible, y le hemos querido dar la importancia y la entidad que tiene". El bipartito local entiende que la implicación de la ciudadanía en este proceso es necesaria para conocer la realidad desde diferentes puntos de vista, dado que el tema de la vivienda es muy complejo y hay muchos colectivos involucrados; para saber las necesidades que existen; y para recoger ideas y propuestas que puedan dar respuesta.

El diagnóstico como punto de partida
En estos momentos, el equipo redactor del plan ha cerrado ya los trabajos de la primera fase, consistentes en la elaboración de un diagnóstico sobre el estado de la vivienda en Rubí. El documento, ya disponible en una versión resumida en la web municipal y en la plataforma Rubí Participa, se ha hecho a partir del análisis de los datos demográficos de diferentes fuentes y de las proyecciones de población que hace el IDESCAT. El análisis se centra en seis aspectos: evolución y características de la población, mercado de la vivienda, colectivos con especial necesidad de vivienda, evolución y estado del parque residencial, previsiones demográficas y de necesidad de vivienda, y objetivo de solidaridad urbana. El diagnóstico también incluye un cuadro resumen de las necesidades de vivienda para los próximos años, por tipologías de población y posibles ámbitos de actuación que se tendrán que afrontar durante la elaboración del Plan de acción.

Para la alcaldesa, "uno de los aspectos más importantes de este estudio es que proyecta las necesidades de la población durante los próximos seis años, no es sólo una fotografía de la situación actual". Una apreciación que comparte la concejala de Vivienda: "Es de destacar el cuidado, la precisión, la cantidad de datos y la manera en la que están trabajados. El diagnóstico es un punto de partida excelente para el proceso participativo y para elaborar el Plan de acción".

Entre los datos más relevantes que incluye el documento hay la estimación que Rubí necesitará 4.779 viviendas para alcanzar el 15% de viviendas destinadas a políticas sociales en un período de 20 años. Esta cifra incluiría viviendas nuevas de propiedad municipal, alojamientos dotacionales, viviendas provenientes de la Bolsa de Mediación y pisos cedidos por grandes tenedores, entre otros.

La principal estrategia para alcanzar esta cifra es la movilización del parque existente. El diagnóstico ofrece una aproximación a la cantidad de pisos vacíos en Rubí, unos 1.500, de los cuales un 80% serían propiedad de grandes tenedores.

El diagnóstico también identifica los colectivos con necesidades especiales de viviendas y las casuísticas propias de la ciudad: la tendencia a la sobreocupación de las viviendas, los altos índices de población joven en situación de vulnerabilidad que tiene muy difícil acceder a una vivienda, la tendencia creciente de los precios de alquiler, la falta de viviendas para hacer frente a las situaciones de emergencia social, y la cronificación de la vulnerabilidad.

Publicado en