Usted está aquí: Inicio / Equipamientos culturales / Ateneu / Historia

Historia

Fue la torre de Climent Riba, un campesino rubinense emigrado a Chile que se enriqueció con el comercio de guano. Se terminó de construir en 1912 por los peones Francesc Rovira y Màrius Marcel.

Aunque no hay documentos que lo acrediten, se cree que fue obra de Lluís Muncunill Parellada, arquitecto municipal de Rubí entre 1892 y 1925. Si se hace un estudio comparativo con otros trabajos de este arquitecto, se pueden ver claros puntos en común, como la casa Escudé (1905) o la casa Galí, ambas de Terrassa.

La actual construcción es de un estilo colonial. Consta de un cuerpo poliédrico con sótano, planta y primer piso cubierto por una azotea, con el torreón o mirador en una esquina, coronada por una tejadillo a cuatro vertientes. Grandes ventanales y balcones que se distribuyen por las cuatro fachadas, y unos jardines que en principio eran viñas, rodean el conjunto. El edificio tiene un acabado exterior enlucido y pintado, y con influencias gaudinianas, las más importantes de las cuales son los remates de las dos pilastras que delimitan la entrada principal que está a nivel de calle. Están construidos con baldosas troceadas, al estilo de la famosa barandilla de la plaza del Parque Güell de Barcelona. Otro elemento típico modernista es el interior de la torre Riba con paredes de líneas curvas, como la Pedrera o Casa Milá. Otros elementos modernistas son las decoraciones pintadas que todavía se encuentran en las estancias.Otro elemento interesante son las vidrieras de colores de las ventanas del torreón.

También destacan los trabajos de hierro forjado en las barandillas de los balcones y de las ventanas del piso superior. Algunos de los muebles de la casa de estilo genuinamente modernista se conservan en el Museo Municipal Castell Ecomuseu Urbà.

  • Compartir
Pertenece a: